«Somos la familia más numerosa de nuestro entorno cercano»

Thiago y Michele, de origen brasileño, junto a sus tres hijas. :: CASIMIRO/
Thiago y Michele, de origen brasileño, junto a sus tres hijas. :: CASIMIRO

La tasa de natalidad de las familias extranjeras que residen en la región triplica la de las nacionales

J. M. M.BADAJOZ.

«Somos la familia más numerosa de nuestro entorno», reconoce Michele Da Silva. De origen brasileño, reside junto a su marido, Thiago Enrique, y sus cuatro hijos en Gévora (Badajoz).

Ellos son una muestra de la enorme diferencia que hay en Extremadura entre la tasa de natalidad de las familias extranjeras y la de las nacionales. Si la primera llega hasta los 18,08 nacidos por cada mil habitantes, la segunda apenas alcanza los 6,98. Además, mientras la tasa de natalidad en las familias españolas lleva cuatro años de descenso consecutivo, la de las extranjeras se encuentra al alza desde 2012.

Por el momento, los cuatro hijos de Michele y Thiago -Joäo Víctor, Jullyeen Victorya, Ana Clara y Agatha Manuelly- están en edad escolar, lo que les ayuda a la hora de conciliar vida laboral y familiar, porque ambos tienen su puesto en Badajoz. «Yo solo trabajo por las tardes un par de días a la semana, pero mi marido siempre tiene que ir por las tardes», añade Da Silva.

Esta familia de seis miembros se encuadra entre los 31.647 residentes extranjeros que hay en Extremadura. Este número representa el 2,96% del total de la población extremeña, una de las ratios más bajas de todo el país.

En su día a día no es fácil cuadrar los horarios y la organización es fundamental. Todos tienen que aportar y adaptarse a las necesidades de la familia. Las dos niñas pequeñas acuden al colegio en Gévora y se quedan en el comedor escolar, por lo que salen a las 16.30 horas. Los mayores van al instituto a Badajoz. Thiago les lleva por las mañanas en coche y regresan a casa en autobús.

«Resulta complicado conciliar, pero se consigue», añade Da Silva que, desde septiembre del año pasado afronta su segunda etapa en España, donde ya residió entre 2006 y 2010. «Luego estuve ocho años en Brasil y ahora hemos vuelto; de hecho, mi hija Ana Clara nació en España y mis otros tres hijos lo hicieron en Brasil», indica.