El 38% de los extremeños no puede ahorrar nada a final de mes

El 38% de los extremeños no puede ahorrar nada a final de mes

El III Barómetro de Hábitos de Consumo que la Unión de Consumidores de Extremadura concluye que el 37 por ciento de los participantes tiene algún miembro de su familia en paro

El 38 por ciento de los extremeños ha declarado que no puede ahorrar nada a final de mes, mientras que solo el 23 por ciento ahorra todos los meses, el resto, un 39 por ciento, lo hace sólo algunos meses.

Así se recoge en el III Barómetro de Hábitos de Consumo que la Unión de Consumidores de Extremadura (UCE) ha realizado sobre unas 800 encuestas a pie de calle, y cuyas conclusiones ha presentado este jueves en Mérida el presidente de la organización, Javier Rubio, con motivo de la conmemoración este viernes del Día Mundial del Consumo.

De acuerdo a los resultados de esta encuesta, que señala que el 37 por ciento de los participantes tiene algún miembro de su familia en paro, mientras que un 53 por ciento de encuestados asegura haber cambiado sus hábitos de consumo como medida para mejora de su economía.

Además, el 68 por ciento de los encuestados tiene vivienda en propiedad, de los que el 45 por ciento la tiene hipotecada. En el caso de la franja de edad de 31 a 45 años, tienen hipoteca el 56 por ciento.

Además, el 55 por cientos es titular de al menos una tarjeta de crédito y un 28 por ciento tiene un préstamo personal, de estos último la gran mayoría (62%) adquirieron un préstamo para comprar el coche.

Nuevos hábitos

Respecto a los cambios registrados por los consumidores, el 71 por ciento señala que realizan la compra de alimentos una o varias veces a la semana, algo «muy positivo para evitar que los alimentos puedan estropearse» y permite ajustar el presupuesto, señala la UCE.

A la hora de elegir, los encuestados apuntan a la calidad como primer criterio a la hora de comprar alimentos, en el 52 por ciento de los casos, seguido por el precio, en el 42 por ciento, y un 32 por ciento tienen en cuenta el envasado, un «criterio medioambiental que cada día está más presente en nuestro hogares», señala.

El formato de comercio más frecuentado por el extremeño para hacer la compra de alimentos es el supermercado, seguido por tiendas de barrio con un 20 por ciento de los casos, y en tercer lugar, el 17 por ciento se encuentran los hipermercados.

Según este barómetro, el 46 por ciento de los encuestados dice haber tenido problemas con algún suministro o servicio básico, ya sea agua, luz, gas, telefonía o su banco, entre los que el servicio que más reclamaciones presenta es la telefonía, al que siguen los bancos y en suministros las compañías eléctricas.