Extremeños a la captura del leopardo de las nieves

Miembros de Amus con representante de Mongolia el viernes. :: X. R./
Miembros de Amus con representante de Mongolia el viernes. :: X. R.

La oenegé extremeña Amus acudirá al desierto del Gobi para ayudar a preservar uno de los leopardos más misteriosos | Ayer se firmó el convenio en Villafranca de los Barros para poder capturar ejemplares de este misterioso felino y monitorizar sus pasos

J. López-Lago
J. LÓPEZ-LAGO

El leopardo de las nieves es un animal tímido, esquivo y misterioso. Es una especie amenazada y vive en Asia. Hasta allí, concretamente hasta el desierto del Gobi en Mongolia, van a ir varios extremeños de Amus (Acción por el Mundo Salvaje) para contribuir a su protección. Ayer sábado se firmó el convenio que habilite esta actuación que tendrá lugar cuando pase el invierno con el fin de que la aproximación a este felino de gran tamaño sea más llevadera y aumenten las posibilidades de éxito. A grandes rasgos, la misión consiste en adentrarse en su hábitat e instalar varias jaulas trampa especialmente mimetizadas con las que capturar cinco ejemplares de este tipo de leopardo prácticamente imposible de ver.

Si esta primera fase tiene éxito se les anestesiará y se les colocará un collar emisor, además de extraer sangre con la que hacer unos estudios genéticos. «Queremos ver cómo usa su espacio y ver cuáles son sus amenazas directas, ya que cada vez este animal se localiza a más altitud debido a la presión humana, ya que la propia presencia del hombre lo ahuyenta y al vivir cada vez a más altitud esto lo hace más vulnerable», explica el extremeño Álvaro Guerrero, coordinador de Amus para quien esta expedición, si finalmente se integra en ella, sería todo un reto debido a las condiciones tan duras del trabajo.

Que gente de Villafranca de los Barros se implique en salvar de la extinción a un carnívoro tan alejado geográficamente de Extremadura se debe a que un colaborador de la oenegé extremeña, Xavier Rovira, mantiene contactos con otra oenegé, 'Wildlife Mongolia'.

La experiencia que cojan en Asia servirá para trabajar en la conservación del lince ibérico

Varios representantes de este colectivo conservacionista están precisamente este fin de semana en España para firmar el sábado en Villafranca el convenio que formalice la colaboración.

El viernes la delegación mongola estuvo de visita en el Centro de Cría del Lince Ibérico El Acebuche (Huelva). La razón es porque ambos felinos tienen en común ser animales en peligro de extinción y un carácter esquivo que dificulta mucho el estudio de su comportamiento.

Precisamente por ello Guerrero cree que la expedición de Amus que finalmente viaje a Mongolia podrá importar nuevos métodos de trabajo para trabajar en la península con el lince ibérico. «Tenemos un proyecto relacionado con un banco de esperma para felinos amenazados», explica Guerrero.

Los miembros de Wildlife Mongolia tenían previsto ayer sábado una visita guiada por el hospital de fauna salvaje que Amus tiene en Villafranca de los Barros. A continuación dio comienzo en este mismo lugar una jornada con cuatro charlas que van desde los proyectos intercontinentales en especies y hábitats amenazados a acciones de monitoreo del leopardo de las nieves en el desierto del Gobi. Ya por la tarde, el equipo de Amus llevó a la expedición mongola a una visita ornitológica en la Sierra de Alange y hoy domingo habrá por la mañana una liberación de ejemplares rehabilitados en el hospital de Amus que tendrá lugar en la Sierra de Hornachos.

Más