La extremeña Magdalena Valerio será ministra de Trabajo

Magdalena Valerio.:: HOY /
Magdalena Valerio.:: HOY

Natural de Torremocha, ha desarrollado su carrera política en administraciones públicas de Castilla-La Mancha y posteriormente en el Congreso

EFE | REDACCIÓN

Una extremeña formará parte del gobierno de Pedro Sánchez. La secretaria ejecutiva de Seguridad Social y Pacto de Toledo del PSOE, Magdalena Valerio, será la próxima ministra de Trabajo, según han avanzado a Efe fuentes socialistas.

Valerio, nacida de Torremocha (Cáceres) en 1959, cuenta con una trayectoria profesional centrada, primero, en la administración regional y, posteriormente, en el Congreso de los Diputados en el periodo en el que se llevaron a cabo las últimas reformas laboral y de pensiones. Sus padres aún residen en la pequeña localidad cacereña de 876 habitantes.

Licenciada en Derecho y funcionaria del Cuerpo de Gestión de la Seguridad Social y del Inem, ha sido diputada, concejala en el ayuntamiento de Guadalajara y consejera de la Junta de Castilla-La Mancha y, actualmente, es además la secretaria provincial de la Consejería de Fomento en Guadalajara.

Más información

Una experta en pensiones para llevar a cabo una reforma

Funcionaria de profesión (concretamente del cuerpo de gestión de la Seguridad Social), la mayor parte de su vida laboral la ha dedicado a la política, donde puede decirse que ha pasado por todos los 'escalones' hasta llegar al Ministerio. Comenzó su andadura pública en 1999 en el Ayuntamiento de Guadalajara, ciudad en la que reside, como concejal y, posteriormente, segunda teniente de alcalde para dar el salto en 2005 a la Junta de Castilla La Mancha.

En el Gobierno regional pasó por diferentes carteras: fue consejera de Trabajo y Empleo (2005-2007), de Turismo y Artesanía (2007-2008) así como de Justicia y Administraciones Públicas (2008-2010). Además, en las elecciones autonómicas de 2007 fue cabeza de lista del PSOE por la circunscripción de Guadalajara obteniendo un escaño en las cortes regionales, que mantuvo hasta el año 2010. De ahí intentó volver a la política municipal, al presentarse como candidata a la Alcaldía del Ayuntamiento de Guadalajara, aunque no logró su objetivo e incluso el número de concejales socialistas bajó hasta los ocho.

Curtida, pues, en la política municipal y regional, en las elecciones generales de 2011 fue elegida diputada. Precisamente en esa campaña electoral fue cuando conoció al hoy presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con quien compartió mítines. Desde entonces, forma parte del núcleo duro del líder socialista, a quien incluso introdujo en los 'entresijos' del Congreso cuando éste obtuvo su acta de diputado tras la renuncia de Cristina Narbona.

Licenciada en Derecho, durante su paso por el Parlamento fue la ponente del PSOE durante la elaboración de las leyes que reformaron en 2013 el sistema de pensiones, cuando se introdujeron dos elementos que hoy en día siguen levantando polémica: el Índice de Revalorización de las Pensiones (IRP), ya en vigor desde 2014, y el factor de Sostenibilidad, cuya puesta en marcha se ha pospuesto en principio hasta 2023. De hecho, fue portavoz socialista en la comisión del Pacto de Toledo de la pasada legislatura, un pacto que ahora ha de renovarse y necesita un impulso para alcanzar un acuerdo muy necesario.

Con esta elección, Pedro Sánchez confirma que la reforma de las pensiones será una de las prioridades de su Gobierno, algo que ya anunció durante su discurso en la moción de censura: «Me comprometo a revitalizar el Pacto de Toledo, que se vió debilitado por la reforma en pensiones del 2013», unas palabras que retuiteó la propia Valerio.

En la actualidad, tras formar parte del grupo del 'comité de sabios' elegido por Sánchez, era la responsable de Seguridad Social en la ejecutiva socialista.

 

Fotos

Vídeos