Extremadura venderá energía renovable a países para que cumplan las exigencias de la UE

Planta termosolar de torre que Abengoa tiene en Sanlúcar la Mayor (Sevilla). :: hoy/
Planta termosolar de torre que Abengoa tiene en Sanlúcar la Mayor (Sevilla). :: hoy

Extremadura lidera un proyecto para construir una planta termosolar en la que se generará electricidad y además se investigará

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

El objetivo obligado por la Unión Europea a sus Estados para que consuman un determinado porcentaje de electricidad procedente de energías renovables será posible, en buena parte, gracias a la electricidad que se genere en Extremadura. Y no solo porque las plantas que funcionan y las que se construirán a medio plazo incrementarán, en el caso de España ese porcentaje, sino porque varios países sobre todo del norte y centro europeo, comprarán energía ‘verde’ extremeña para poder hacer frente a sus compromisos. Esa es una de las virtudes que tendrá la planta termosolar que se instalará en Extremadura dentro de un proyecto europeo en el que participan, además de la Junta, otros gobiernos regionales y está abierto a la iniciativa privada.

La planta, que el consejero de Economía e Infraestructuras, José Luis Navarro, califica como «pionera e innovadora», es una instalación termosolar de torre con una potencia de entre 100 y 200 megavatios (en función del presupuesto que se pueda tener), hibridada con fotovoltaica o biomasa. Es decir, en la que se producirá electricidad a través de varios tipos de energía limpia.

Aunque todavía en fase incipiente, el Gobierno regional estima que podría tener una inversión de entre 300 y 500 millones de euros, dinero que saldría de fondos públicos –habrá dinero europeo– pero también de fondos privados si se captan finalmente empresas para esta iniciativa.

La Administración extremeña asegura que no se tiene decidida la ubicación de la termosolar que, además de para producir electricidad y venderla, servirá como plataforma de investigación de tecnología renovable. Es decir, será una planta de un doble uso, el comercial y el investigador.

Extremadura es la región que más electricidad de origen solar produce por habitante en el mundo. En 2016, la producción a partir de fuentes renovables supuso el 116,56% de la demanda regional.

Como se recordará existe una Directiva de la Comisión Europea que estableció para el año 2020 un objetivo de energías renovables a nivel europeo: que el 20% de la electricidad consumida venga de energías ‘verdes’. Para 2030 ese porcentaje se ha elevado al 27%. Pero igualmente están fijados objetivos vinculantes a nivel nacional, a cumplir por cada Estado miembro.

Excedentes energéticos

España no tendrá problemas porque ahora mismo consume ya el 17,3% de electricidad gracias a la energía eólica, termosolar o fotovoltaica, pero un grupo de países sí están teniendo dificultades para conseguir sus objetivos nacionales mediante sus instalaciones renovables. Entre ellos aparecen Luxemburgo, Malta, Hungría o Bélgica.

En cambio, existen otros países con excedentes de energía limpia. Bruselas permite vender esos excedentes y que el Estado que los compre compute como propia la energía procedente de instalaciones renovables de otras partes de la Unión Europea. La futura termosolar que se construya en Extremadura servirá, entre otras cosas, para eso.

La inversión dependerá del dinero que llegue de Europa y de la posible financiación privada

Según explica Navarro, la planta solar podría suministrar electricidad en horas punta de máxima demanda gracias a su capacidad de almacenamiento. Igualmente dispondrá de un centro de investigación para probar nuevas tecnologías. «Ayudaría a mantener el liderazgo de nuestra región en Europa y permitiría conseguir avances tecnológicos y reducción de costes», dijo el consejero el pasado jueves en Bruselas.

Extremadura participa junto otras regiones de Finlandia, Italia, Polonia, Turquía, Irlanda y Estonia, así como representantes de la industria fotovoltaica y termosolar y centros de investigación, en el llamado Partenariado de Energía Social. Se incluye dentro de Plataforma de Especialización Inteligente en Energía de la Comisión Europea.