Extremadura solo realizó cinco operaciones de capital riesgo en el pasado año

EFEMADRID/MÉRIDA.

Extremadura se encuentra entre las comunidades autónomas que menos operaciones de capital inversión privado, o capital riesgo, realizó en 2018, pues solo se materializaron cinco con una inversión de 21 millones de euros.

Por el contrario, Cataluña lideró en 2018 este tipo de operaciones, con actuaciones por 1.756 millones de euros, aunque en volumen la primera comunidad autónoma fue Madrid, con 2.693 millones, en 168 operaciones.

Los datos de la Asociación Española de Capital Privado (Ascri) reflejan que el sector acumula un volumen de inversión viva al cierre de 2018 de 22.990 millones, con 2.437 empresas en cartera, de las que el 92% son pymes, que dan empleo a más de 350.000 personas.

Del total de la inversión viva, 9.286 millones se localizan en Madrid y 5.673 en Cataluña, seguidos del País Vasco (1.478 millones) y la Comunidad Valenciana (1.358 millones).

La concentración del grueso de la inversión en estas cuatro comunidades autónomas es coherente con su dinamismo emprendedor e innovador, un ecosistema propicio para el capital riesgo en sus distintos formatos ('venture capital', el aportado en las fases más tempranas y normalmente a empresas muy innovadoras, y 'private equity', para apoyar el desarrollo una vez que la compañía ya está en beneficios).