Extremadura baja de los 100.000 parados gracias a los 3.900 menos de abril

Imagen de una oficina del Sexpe en Mérida. :: Brígido /
Imagen de una oficina del Sexpe en Mérida. :: Brígido

El desempleo se sitúa en 97.905 personas sin trabajo en la región

REDACCIÓN

Extremadura vuelve a bajar de la barrera de los 100.000 parados gracias al descenso de 3.878 registrado en el pasado mes de abril. La bajada porcentual es del 3,81%, por encima de la media nacional (2,81%). Sin embargo, es menor a la registrada por la región durante el mismo periodo en años anteriores. La región cerró el mes pasado con un total de 97.905 desempleados.

La llegada de la primavera significa siempre buenas noticias para el empleo. El turismo, la hostelería y las labores agrícolas hacen que el paro inicie un ciclo descendente que llegará hasta julio. Hay que tener en cuenta además que este año la Semana Santa tuvo lugar en abril.

Sin embargo, este año la tendencia se ha acentuado gracias a que el desempleo también bajó en febrero y marzo, lo que ha hecho que se baje la barrera de los 100.000 parados en abril, cuando el año pasado eso no sucedió hasta junio.

Se trata del tercer mes de bajada, ya que en marzo descendió en 2.850 personas, en febrero el paro bajó en 1.500 personas y en enero subió en 4.624 personas desempleadas.

El consejera Gutiérrez destaca que cuatro de cada diez extremeños que dejan de estar desempleados son jóvenes

Según los datos publicados ayer por el Ministerio de Trabajo, en el último año el paro se recortó en 8.206 personas en la región. La reducción porcentual es del 7,73%, superior a la media nacional, que es el del 5,17%.

Por sectores, el paro descendió especialmente en Extremadura en los servicios con 2.527 parados menos, seguido de agricultura (-1.316) e industria (-232). Sin embargo, subió en la construcción (112) y en el colectivo sin empleo anterior (85).

Por otro lado, en abril se firmaron 53.872 contratos en la comunidad, lo que supone un aumento de 8.203 (17,96%) respecto al mes anterior y 2.985 (5,87%) tomando como referencia los últimos doce meses. De todos los firmado el mes pasado, 51.907 fueron temporales y 1.965 temporales.

Del lado de la afiliación también las noticias fueron positivas. Abril dejó 4.457 nuevos trabajadores dados de alta, un incremento porcentual del 1,14%, superior al de la media española. Así, Extremadura tiene ahora mismo 395.122 cotizantes a la Seguridad Social, que son 11.073 más de los que había hace un año. En este caso la subida porcentual de la región (2,88%) es inferior a la registrada en la media nacional (2,95%).

La consejera de Empleo, Esther Gutiérrez, destacó ayer que la región cierre la legislatura por debajo de la barrera de los 100.000 parados, e hizo un llamamiento a aunar esfuerzos por bajar de los 90.000 el próximo año.

«No es fácil bajar de la cifra de los 100.000 parados, teniendo en cuenta las cifras de las que se partía hace cuatro años», dijo la consejera. A su juicio, hay que seguir trabajando para alcanzar y consolidar la cifra de 400.000 afiliados, con el fin de que Extremadura pueda tener un ratio de cuatro o más trabajadores por persona sin empleo que se tenía antes de la crisis y que son cifras que hacen que los servicios públicos sean realmente sostenibles y puedan crecer.

Por sectores, destacó el buen comportamiento de los servicios, la agricultura y la industria, mientras que el paro subió levemente en la construcción, «aunque se está notando en los servicios de empleo muestras de recuperación, pues ha subido mucho más la afiliación».

Por colectivos, señaló que ha habido una bajada del paro casi idéntica entre hombres y mujeres, jóvenes y mayores de 45 años, así como de los parados de larga duración de 619 personas.

Así, resaltó que cuatro de cada 10 personas que han dejado de estar desempleadas son jóvenes, un colectivo que lidera la bajada del paro y que es un dato positivo y además muy necesario para Extremadura.

Igualmente, el portavoz del PSOE de Extremadura, Juan Antonio González, remarcó «el valor seguro» que representa su partido en la lucha contra el desempleo, pues durante la presente legislatura de Guillermo Fernández Vara «hay 40.000 desempleados menos» en la región.

Por su parte, el presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, acusó al jefe del Ejecutivo regional, Guillermo Fernández Vara, de intentar maquillar las cifras de paro con empleo público en los ayuntamientos, mediante contratos «en precario que finalizan fechas después de estas elecciones».

El líder popular valoró sin embargo el descenso del paro y se alegró por los extremeños que han encontrado un empleo, pero -recalcó- «Extremadura ha estado toda la legislatura liderando el paro a nivel nacional».

«Esta situación me suena mucho. Ya nos la encontramos en 2011 cuando llegamos al gobierno y lamentablemente me la voy a volver a encontrar el mes que viene cuando tome posesión como presidente de la Junta», aseveró.

Desde Podemos, su candidata a la Junta, Irene de Miguel, subrayó que el descenso del paro en abril ha sido totalmente circunstancial, motivado por la Semana Santa y el inicio de las campañas agrícolas.

«Lo que sí es un dato preocupante es que para sacar a 3.800 personas del paro hayamos tenido que firmar 54.000 contratos», advirtió De Miguel, para quien ello revela que el mercado laboral extremeño es «absolutamente temporal y precario». Con estos mimbres -añadió-, «difícilmente vamos a poder crear un modelo productivo de futuro y estable».

Temporalidad

David Salazar (Ciudadanos) mostró su preocupación porque el mercado laboral regional sigue mostrando los mismos problemas de siempre: una excesiva temporalidad y una alta dualidad en la calidad de los contratos.

En el plano sindical, la secretaria regional de UGT, Patrocinio Sánchez, valoró el descenso del paro, pero subrayó que la desigualdad salarial de género continúa creciendo de forma desproporcionada. Destacó que, por sexos, la reducción del desempleo es de un 5,32% en los hombres frente al 2,70%, de forma que el paro femenino supone el 62,29% del total.

CC OO valoró «los buenos datos» del paro y de afiliación, aunque insistió en que «la asignatura pendiente es la calidad del empleo que se crea», marcado por «la temporalidad, de muy fácil destrucción y concentrado en sectores estacionales».

«Se trata de una bajada inferior a la registrada en abril de 2018 y, por tanto, algo decepcionante teniendo en cuenta que la Semana Santa se ha celebrado en este mes», añadieron desde el sindicato.

Finalmente, la patronal Creex destacó la evolución «positiva» del desempleo, aunque cree que el descenso del paro discurre a un ritmo insuficiente. El secretario general de la Creex, Francisco Javier Peinado, invitó a ser realistas, pues Extremadura «aún no ha salvado la brecha existente respecto a la media nacional».

PARO REGISTRADO EN EXTREMADURA

ABRIL 2019
Descenso de 2.850 personas

Más información