Extremadura y otras regiones europeas piden a la UE recursos y cohesión para luchar contra la despoblación

La despoblación es uno de los mayores problemas que tiene la comunidad autónoma. /HOY
La despoblación es uno de los mayores problemas que tiene la comunidad autónoma. / HOY

EFE

El Grupo de Trabajo de los Parlamentos Regionales de Europa sobre despoblación y envejecimiento se ha reunido hoy en las Cortes de Castilla y León para elaborar un documento que elevarán a Bruselas y que propondrá, entre otras medidas, destinar más recursos y cohesión para frenar este problema.

Así lo ha explicado momentos antes de comenzar esta jornada de dos días la presidenta de las Cortes de Castilla y León y coordinadora de este Grupo de Trabajo, Silvia Clemente, quien ha detallado a los medios de información que uno de los propósitos de estos encuentros es el de «formar alianzas» entre distintas regiones europeas para luchar contra un «problema común» como la despoblación.

Por este motivo, en esta ocasión han sido los representantes de Asturias, Extremadura, Castilla y León, Baviera (Alemania), Voralberg (Austria) y Lombardía (Italia) los que han mantenido un debate sobre qué propuestas deben trasladar a Bruselas para revertir el problema de la despoblación y el envejecimiento.

Las tres regiones centroeuropeas han aportado a este encuentro sus experiencias de éxito en la lucha contra la despoblación, como así han explicado a los medios de información los representantes de estas regiones.

Baviera, Voralberg y Lombardía se encuentran entre las regiones europeas más desarrolladas industrialmente, debido entre otros factores a que han conseguido implementar iniciativas endógenas de creación de empleo que han servido para combatir la despoblación de sus territorios y que durante esta jornada analizarán si es posible exportar a otras regiones de la UE.

Entre estas zonas potencialmente perceptoras de estas iniciativas industriales, como el sector automovilístico en Baviera o el textil en Voralberg, se encuentras comunidades autónomas especialmente afectadas por la pérdida de población paulatina como Asturias, Extremadura y Castilla y León, representadas en esta reunión.

No obstante, al margen del desarrollo e impulso de estas inversiones industriales para fomentar el empleo de estas zonas, todos los representantes de las regiones participantes han coincidido en señalar que uno de los objetivos más importantes que tienen estas zonas es lograr que la Comisión Europea incluya en su nuevo marco presupuestario políticas destinadas a la lucha contra la despoblación.

Por ello, al margen del reparto equitativo que hasta ahora se ha hecho con los fondos de cohesión europeos, basados en el PIB per cápita de los países miembro, estas regiones más afectadas por la despoblación pretenden que a la hora de repartir los nuevos fondos, con marco 2021-2027, también se tenga en cuenta este problema que afecta a muchas zonas del viejo continente.

Tal y como ha asegurado Clemente, el reparto de estos fondos debe estar coordinado mediante una «estrategia europea» que afronte el «reto demográfico» desde «todos los sectores y a todas las escalas», para lo que es «imprescindible» contar con un «nuevo marco presupuestario» que permita «enlaces» entre la política de cohesión y otros programas, como los dedicados a I+D, ha asegurado.

Los miembros del Equipo de Trabajo se trasladarán mañana hasta Soria para conocer de primera mano una de las zonas más afectadas por la despoblación en Europa, y así completar con trabajo de campo el documento que elevarán al Parlamento Europeo para que sea incluido en los debates parlamentarios sobre la futura política de cohesión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos