Extremadura pondrá en marcha el año que viene un protocolo para detectar conductas suicidas

José María Vergeles ha participado este martes en Cáceres en una jornada con motivo del Día Mundial de la prevención del Suicidio:: HOY/
José María Vergeles ha participado este martes en Cáceres en una jornada con motivo del Día Mundial de la prevención del Suicidio:: HOY

«Por cada persona que se suicida hay veinte que lo intentan», ha dicho el consejero de Sanidad en unas jornadas en Cáceres

E.P.

La Junta de Extremadura incluirá en 2020, en la renovación del Plan Integral de Salud Mental, un protocolo para detectar de forma precoz las conductas suicidas. El objetivo es conocer las señales de alarma que puede tener una persona y saber en qué trastorno de salud mental es más frecuente que se produzca esa situación para poner a disposición de esa persona toda la red asistencial y ayudarla a evitar esa conducta suicida.

Así lo ha anunciado el consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, antes de participar en una jornada organizada por la asociación 'Qué bonita es la vida' con motivo del Día Mundial de la prevención del Suicidio, que ha tenido lugar esta tarde en la Biblioteca Pública de Cáceres.

Vergeles ha recordado que en Extremadura se puso en marcha un Plan Integral de Salud Mental que, en algunos objetivos, habla de la prevención del suicidio y eso en 2018 dio origen al I Plan de Prevención del Suicidio y del Abordaje de las Conductas Suicidas, ya que «por cada persona que se suicida hay veinte que lo intentan», ha recordado el consejero y vicepresidente del Gobierno regional.

Este plan recoge la necesidad de eliminar tabúes sobre el suicidio así como el estigma de los problemas de salud mental porque «nadie debería seguir estigmatizado por tener un trastorno de salud mental», ha dicho Vergeles, que cree que «cuando se habla de suicidio hay que hacerlo en términos preventivos para no provocar un ejercicio de imitación».

Además, es importante trasladar a la sociedad que cuando una persona da síntomas de alerta y «lo está pasando mal», tiene que saber que hay un sistema público de asistencia así como teléfonos de ayuda y organizaciones sociales que ayudan a superar el malestar que puede acabar con la idea suicida.

En cuanto a las cifras, cabe destacar que unas 800.000 personas se suicidan en el mundo, lo que arroja una tasa en Europa de 13,9 suicidios por cada 100.000 habitantes, mientras que en España esa cifra se sitúa en 7,9 y en Extremadura baja hasta los 7,1 suicidios por cada 100.000 habitantes, según los últimos datos del estudio INE.

Así, en 2017 se quitaron la vida un total de 77 extremeños, lo que supone que cada 4,5 días se suicida una persona en la región. «No estamos en una comunidad autónoma en la que la tendencia vaya en alza», ha explicado el responsable regional, ya que la media de los últimos años es de 73 suicidios pero considera que «es un problema de salud pública».

No obstante, ha incidido en que se trata de «una causa prevenible de fallecimiento» y por eso, tanto las administraciones como las organizaciones sociales de ayuda, las instituciones, las policías y toda la sociedad «tenemos mucho que hacer, mucho que decir y mucho que contar sobre la prevención del suicidio», ha incidido.

«Cuando alguien se suicida no es por una causa concreta sino que hay muchas y detrás hay un sufrimiento que la sociedad no ha sabido detectar y se trata de poner los cinco sentidos y todas las herramientas que podamos para detectar esas actitudes», ha concluido el consejero que ha estado acompañado por el gerente del SES, Ceciliano Franco, y el presidente de 'Qué bonita es la vida', Pedro Moreno.