Extremadura pedirá una moratoria en el pago del convenio con Renfe, que se encarece

La consejera Begoña García Bernal y Juan Alfaro, presidente de Renfe, tras su reunión en Mérida:: HOY

La Junta se queja de que Fomento suba un 60% el precio a pagar por kilómetro, y el Estado asegura que asumirá parte del convenio como obligación de servicio público

REDACCIÓN HOY.ES

La Junta de Extremadura pedirá al Ministerio de Fomento una moratoria de dos años en el pago del convenio ferroviario con Renfe hasta que las infraestructuras estén en condiciones. Así lo ha anunciado hoy la consejera de Territorio, Begoña García Bernal, tras recibir en Mérida al presidente de Renfe, Juan Alfaro. El Gobierno regional ya señaló en noviembre que la Junta no estaba dispuesta a seguir pagando 4 millones por un servicio «deficiente».

Aunque ha considerado una «muy buena noticia» que el Estado vaya a asumir el coste de una de las dos líneas del convenio, con su declaración como Obligación de Servicio Público, se ha quejado de que Fomento haya subido un 60% el precio a pagar por kilómetro, al pasar de 10 a 16 euros.

Esta subida del coste del servicio que presta el Gobierno central, que es de carácter nacional, afectará a la línea con la que se queda Extremadura, que pasa por municipios como Plasencia.

No obstante, Alfaro ha advertido de que cuando se formalice el nuevo contrato y Fomento asuma la Obligación de Servicio Público para la línea Mérida-Puertollano, Extremadura pasará de pagar por el convenio tres millones de euros en lugar de los cuatro millones que abona en la actualidad.

En el transcurso de la reunión, la consejera de Transporte también ha expresado al presidente de Renfe el malestar causado en Extremadura por los innumerables retrasos y averías que se produjeron en el servicio ferroviario durante el pasado mes de diciembre, en una de las fechas más turísticas del año, con el consecuente perjuicio causado a los usuarios y a todo el sector del turismo regional.

García Bernal también ha expresado el acuerdo unánime de los firmantes del Pacto por el Ferrocarril de exigir a Renfe una renegociación del contrato en unas condiciones más favorables mientras la comunidad no pueda disponer de unas infraestructuras ferroviarias similares a las del resto del país.

Por otra parte, la consejera ha agradecido la predisposición, tanto de ADIF como de RENFE, en los últimos meses, aunque ha recordado que la sociedad extremeña, como demostró en Madrid el pasado 18 de noviembre, seguirá reivindicando un tren digno ya para Extremadura.