La UEx estima que en torno a un tercio de las matrículas serán gratuitas

Antonio Hidalgo, nuevo rector de la UEx, junto al presidente de la Junta, Fernández Vara. :: J.M. ROMERO/
Antonio Hidalgo, nuevo rector de la UEx, junto al presidente de la Junta, Fernández Vara. :: J.M. ROMERO

El rector espera quela medida de la Junta ayude a mantener alumnos y a evitar que los nuevos se vayana otras comunidades

Juan Soriano
JUAN SORIANO

La Universidad de Extremadura (UEx) estima que en torno a un tercio de las matrículas se beneficiará de la bonificación que creará el Gobierno regional para premiar a los alumnos que aprueben asignaturas en primera convocatoria.

El nuevo rector de la UEx, Antonio Hidalgo, se reunió este viernes con el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, para hablar sobre el presente y el futuro de la institución académica.

Tras el encuentro, Hidalgo señaló que hay que hacer que la universidad extremeña sea más atractiva para los jóvenes, lo que incluye acciones como la revisión de los títulos que ahora oferta para adaptarlos a la demanda del mercado laboral y que los alumnos tengan más oportunidades de encontrar trabajo, tal como anunció en su toma de posesión el pasado mes en Mérida.

En esa línea se enmarca una medida que pondrá en marcha la Junta de Extremadura y que será de aplicación este año, la bonificación al 99% del coste de la matrícula docente para los alumnos que hayan aprobado asignaturas en primera convocatoria en el curso anterior. Esta rebaja, que será de aplicación tanto en grados como en másteres oficiales, también se podría extender a la Uned.

Antonio Hidalgo señala que prácticamente todos los alumnos de la UEx se beneficiarán de esta medida, ya que todos en algún momento conseguirán aprobar alguna asignatura en la primera convocatoria. Según sus estimaciones, entre el 20 y el 40% de las matrículas se podrán acoger a la bonificación, aunque dependerá de los resultados académicos de los estudiantes. En cualquier caso, esta merma de ingresos deberá ser compensada con una aportación económica equivalente por la Junta de Extremadura.

La Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura señala que aún es pronto para evaluar el coste económico de la medida. La UEx ingresa unos 19 millones de euros al año por matrículas, pero si se restan las cantidades que corresponden a becas y exenciones la cifra se reduce a 11,5 millones. Si la bonificación llegara del 20 al 40% de las matrículas, la Administración regional debería asumir un coste de 2,2 a 4,6 millones de euros. Aunque hay que tener en cuenta que esa cifra no especifica cuánto corresponde al primer curso (que no se puede acoger a esta medida) o a segundas y posteriores matrículas, que además son más caras.

Para el rector, la bonificación que introducirá la Junta contribuirá a motivar al alumnado para mejorar sus resultados académicos y atraer nuevos alumnos a la UEx.

Hidalgo reconoce la fuerza de atracción que tienen universidades del entorno de la comunidad, como las de Madrid, Salamanca y Andalucía, donde además existe desde el pasado curso la misma bonificación que quiere implantar ahora la Junta. De ese modo, el Gobierno regional podría minimizar la rebaja económica que ya se aplica en Sevilla, Córdoba y Huelva, las tres provincias andaluzas limítrofes con Extremadura.

El nuevo rector señala que entre el 40 y el 60% de los estudiantes extremeños que se desplazan a universidades fuera de la región ya no regresa a Extremadura, lo que supone una pérdida de talento y capital humano que se suma a los que se forman aquí y salen fuera a buscar un puesto de trabajo. De ahí que se quiera analizar qué títulos son más atractivos para, si es posible, incorporarlos a la oferta de la UEx. De ese modo, se complementaría con los posibles cambios a introducir en los estudios actuales para que tengan mejores salidas profesionales y sean más atractivos.

En cualquier caso, Hidalgo señala que en la actualidad el número de alumnos de la UEx es estable tras el bajón que se produjo cuando las antiguas licenciaturas, de cinco años, se convirtieron en los nuevos títulos de grado, de cuatro años. Pero la institución sabe que, con la caída de la natalidad, en los próximos años será más difícil mantener la cifra estudiantes, por lo que considera necesario tomar medidas.

Financiación de la UEx

Todas estas cuestiones influyen en el marco de financiación de la universidad extremeña, una cuestión sobre la que también se habló en la reunión en Mérida.

Después de que los Presupuestos autonómicos para 2019 hayan entrado en vigor la UEx aprobará sus propias previsiones. Las cuentas regionales recogen una reducción en la transferencia genérica para la universidad, que cuenta con 800.000 euros menos que el pasado año (91,6 millones en total) después de que en el trámite de enmiendas se aprobara destinar ese dinero a la homologación salarial del personal laboral. Con otras subvenciones y pagos la Junta aportará más de 110 millones.