300 estanqueros se reúnen en Mérida para luchar contra el contrabando

Jon Fernández de Barrena. :: hoy/
Jon Fernández de Barrena. :: hoy

En Extremadura se ha reducido casi en su totalidad el comercio ilícito de cigarrillos, aunque preocupa la venta de hoja de tabaco ilegal

EFEMÉRIDA.

Los estanqueros advierten del riesgo para la salud que supone consumir tabaco de contrabando, ya que se trata de un producto que no está sometido a controles sanitarios y los consumidores no conocen la procedencia de lo que fuman ni de que forma puede afectarles.

Así lo explicó Lola Abad, estanquera de Badajoz que participa en el V congreso frente al contrabando de tabaco organizado por Altadis, junto a 300 profesionales expendedores de tabaco, la mayoría procedentes de Cáceres, Badajoz, Madrid, Sevilla y Cádiz, además de agricultores extremeños, miembros de los cuerpos y fuerzas de Seguridad y Vigilancia Aduanera ayer en Mérida.

Para Abad, este evento es una oportunidad muy interesante para compartir e intercambiar impresiones sobre el mercado negro de tabaco, un problema que afecta bastante a los estanqueros, aseguró.

El Congreso programó dos mesas redondas, la primera sobre la importancia de la trazabilidad en la lucha contra el contrabando, y la segunda acerca de la experiencia de los estanqueros y su contribución contra esta práctica.

En cuanto a la situación del contrabando en España, la directora de Asuntos Corporativos y Legales de Altadis, Rocío Ingelmo, aseguró que los últimos datos son «optimistas» ya que la tendencia en la venta ilícita de cajetillas se ha reducido hasta situarse en el 8,1% frente al 12,5% de hace cuatro años.

No obstante, hay zonas con cifras de comercio ilícito muy altas, como en municipios de Málaga y Sevilla, donde el índice ha llegado a alcanzar el 60% y ahora se sitúa en torno al 30%. Ingelmo subrayó la peculiaridad de la situación de contrabando en Extremadura, pues se observa una «bajada muy grande con un índice prácticamente de 0» en cuanto al comercio ilícito de cigarrillos, aunque la venta ilegal de hoja de tabaco picado es el «fenómeno que más preocupa en la región» y afecta de forma directa a los agricultores extremeños al ser la «única» región productora.

Más