Los estancos denuncian que más de la mitad del tabaco consumido es ilegal

Los estancos denuncian que más de la mitad del tabaco consumido es ilegal

EFE MÉRIDA.

Más de la mitad del tabaco que se consume en la Comunidad Autónoma de Extremadura es ya de procedencia ilegal y, por lo tanto, no cumple las condiciones mínimas de seguridad, ha alertado la Asociación de Estanqueros de la Provincia de Badajoz.

El presidente del colectivo, Javier García, ha manifestado a EFE que la adquisición de tabaco ilegal no para de crecer en la región como consecuencia de Internet, de la globalización o de la modernización de las infraestructuras peninsulares, que acercan con facilidad este tipo de producto ilícito a la región.

«Este es un problema que siempre ha sufrido Extremadura pero cada vez es más preocupante», ha manifestado García, que ha pedido una reunión con la Delegación del Gobierno en la región para plantear esta cuestión y pedir soluciones «urgentes», pues se trata de un problema de salud pública.

Los formatos más habituales de venta de este tipo de productos ilegales son bolsas de distintos tamaños con picadura de tabaco o con una decena de cigarros en su interior.

Es un producto que entra por la frontera con Portugal tras llegar a los puertos de Sines o Lisboa, aunque la globalización y la mejora de las comunicaciones en los últimos años ha hecho que Extremadura también pueda ser destino de tabaco ilícito llegado desde cualquier puerto español.

A todo esto se unen las compras de tabaco ilegal a través de Internet, como demuestran operaciones policiales recientes en la comunidad autónoma en este sentido.

A este respecto, Javier García ha pedido a la Delegación del Gobierno en Extremadura medidas aún más contundentes pues las operaciones policiales, las cuales el sector alaba «por el gran trabajo que realizan los agentes», se quedan cortas.

Para el sector autonómico, es «importante» que se implanten medidas específicas para evitar la llegada de tabaco ilegal a la comunidad autónoma.

Con el cambio de Ejecutivo central, la asociación pidió una reunión hace cinco meses a la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, pero «aún no se ha recibido respuesta».

El presidente del colectivo ha recordado, además, los «peligros para la salud pública» que representa fumar tabaco de procedencia desconocida, para recordar en este sentido operaciones como la realizada en Barcelona en 2017, donde se halló producto mezclado con estiércol de caballo.