4.000 cuidadores extremeños podrán volver a cotizar con cargo al Estado

4.000 cuidadores extremeños podrán volver a cotizar con cargo al Estado
HOY

En Extremadura hay 6.861 prestaciones económicas por el cuidado en el entorno familiar

E.P.

La Delegación del Gobierno en Extremadura ha estimado que unas 4.000 cuidadores no profesionales de personas dependientes, en su mayoría mujeres, podrán empezar a cotizar a la Seguridad Social.

Así lo ha señalado la delegada del Gobierno en la región, Yolanda García Seco, antes de mantener en la Delegación una reunión con responsables de la Dirección provincial de la Tesorería de la Seguridad Social de Cáceres y Badajoz y del Sepad para establecer mecanismos de coordinación que permitan resolver de una forma «ágil» los expedientes de incorporación al convenio de cuidadoras no profesionales en el ámbito familiar.

Unas personas, según ha recordado, que han recuperado este derecho de cotización a partir de la aprobación el 1 de marzo de un Real Decreto Ley de medidas urgentes que contempla la mejora en la igualdad de trato entre hombres y mujeres en el mercado laboral, y medidas como las cotizaciones de quienes se encargan de este tipo de cuidados a dependientes.

García Seco ha explicado igualmente que, cuando este derecho fue eliminado en el año 2012, el número de mujeres cotizantes a la Seguridad Social por el mismo era de 4.770, mientras que en la actualidad y tras la erradicación de esta prestación sólo 160 mujeres cotizan a la Seguridad Social «por su cuenta» por realizar este trabajo.

«El resto ni tiene reconocido su trabajo, ni derecho a una pensión futura», ha manifestado la delegada del Gobierno, que ha recordado que esta medida coincide además con la subida del Salario Mínimo Interprofesional, que este año y desde el 1 de enero se sitúa en 900 euros, por lo que permitirá a estas mujeres tener cotizaciones «más dignas».

También ha concretado que, hasta finales de junio, aquellas personas que ya realizan esta labor solo tendrán que hacer una solicitud para acogerse al convenio y con fecha el 1 de abril se procederá a aportar las cuotas a la Seguridad Social. Por otro lado, las que se vayan incorporando paulatinamente a este sistema lo podrán ir solicitando a medida que los dependientes a su cargo sean reconocidos por el Sepad.

Trámites

De este modo, se establece un mecanismo de coordinación entre administraciones para compartir los datos de las personas dependientes y cotizantes y simplificar los trámites en el marco de una medida que supondrá unos ingresos de 7,3 millones de euros cada año a la Seguridad Social en Extremadura, según ha puntualizado García Seco.

La delegada ha estado acompañada de la directora del Sepad, Consolación Serrano, que ha indicado por su parte que en esta reunión van a abordar la recuperación de un derecho como son las cotizaciones de la Seguridad Social de estos cuidadores no profesionales y que quieren aprovechar para dar información a este colectivo «que vuelve a recuperar este derecho».

Así, ha reconocido que son «muchas» las peticiones de información que están llegando «por todos los medios a través del Sepad» por lo que han considerado «oportuno» organizarse o coordinarse entre administraciones en aras de dar «una respuesta rápida a estos cuidadores no profesionales para que puedan acceder y recuperar un derecho».

En Extremadura, ha incidido, actualmente hay 6.861 prestaciones económicas por el cuidado en el entorno familiar y por parte de estos cuidadores no profesionales de dependientes, unos datos de los que se extrae que, entre las personas dependientes a los que están prestando estos cuidados, la mayor parte son de grado II o dependencia severa, frente al I que es la moderada y el nivel más bajo y el III, los grandes dependientes.

Asimismo, ha detallado que, dentro de los dependientes que reciben este tipo de cuidados no profesionales, en el grado I en la región hay 1.641 personas, un 23,92 por ciento del total de dependientes con esta prestación; en el grado II y «mayoritario» 2.979 personas dependientes, un 43 por ciento del total; y en el III un total de 2.241, que equivale a un 32 por ciento.

Además y, según los perfiles de la persona cuidadora no profesional en el entorno, «prioritariamente» y en un 85 por ciento de los casos el cuidador no profesional son mujeres, por lo que ha puesto en valor que esta medida de incorporar a los cuidadores no profesionales a la Seguridad Social «es un reconocimiento» y «una justicia social a esas mujeres que no pueden incorporarse al mercado laboral porque están cuidando a un familiar dependiente».

«Y esta medida lo que venía es a ese reconocimiento y a hacer esa justicia social con este colectivo, el 85 por ciento son mujeres que van a volver a recuperar ese derecho que perdieron con ese Real Decreto 20/2012 de estabilidad presupuestaria y déficit público», ha señalado Serrano, que ha añadido que tienen edades comprendidas entre 40 y 61 años.