Empresarios extremeños viajarán en tren a Madrid para pedir mejoras en el ferrocarril

Los empresarios extremeños se han reunido en Cáceres y han firmado un manifiesto en el que piden un «tren digno»/ARMANDO MÉNDEZ
Los empresarios extremeños se han reunido en Cáceres y han firmado un manifiesto en el que piden un «tren digno» / ARMANDO MÉNDEZ

Representan unas 600 empresas que han creado nuevas asociaciones al margen de la patronal regional

EUROPA PRESS

Un grupo de empresarios extremeños de cuatro nuevas organizaciones de reciente creación (Círculo Empresarial Cacereño, Círculo Empresarial Placentino, Círculo de Empresarios de Badajoz y Coordinadora de Empresarios de Mérida) viajará en tren a Madrid para entregar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, un manifiesto en el que piden un «tren digno» para Extremadura para poder desarrollar sus proyectos empresariales en igualdad de condiciones que el resto del país.

La idea es que el convoy parta de Badajoz y vaya recogiendo a los empresarios en las diferentes paradas de Mérida, Cáceres y Plasencia y, al llegar a la capital española, el grupo se desplace en transporte público hasta el Congreso de los Diputados. Allí pretenden reunirse con el jefe del Ejecutivo así como con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y el presidente de Renfe, para hacerles llegar su malestar por lo que consideran el «tren de la vergüenza».

Los representantes de estas organizaciones empresariales, que aglutinan a unos 600 emprendedores de la comunidad autónoma, han firmado esta tarde en Cáceres el manifiesto que quieren llevar a Madrid en el que piden una «solución», no solo para el transporte de personas y mercancías, sino para el propio dinamismo de la región, ya que si no, «el desarrollo económico y empresarial de Extremadura seguirá siendo una quimera plena de soluciones erróneas y dificultades muy complicadas de resolver«, apunta el manifiesto.

De momento, han fijado una reunión para la semana que viene con el diputado extremeño César Ramos, que servirá como puente para gestionar la reunión con Sánchez y Ábalos. Los empresarios quieren llenar un tren y que en ese viaje les acompañen el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y el presidente del PP extremeño, José Antonio Monago, a los que, no obstante, reprochan su «buenismo exacerbado» respecto a la «nefasta» gestión por parte de las diferentes administraciones centrales y regionales del secular problema ferroviario de la región.

Los empresarios señalan en el manifiesto que en el siglo XXI es «preciso, imprescindible y urgente» que Extremadura cuente con unas comunicaciones «modernas» que permitan a las empresas y productos «competir en igualdad de condiciones» con el resto del país y del mundo. Asimismo, muestran su apoyo a colectivos que desde hace «unos pocos años han conseguido poner el problema del ferrocarril extremeño sobre la mesa de debate nacional».

Una situación que ha propiciado desigualdades en el progreso económico con la falta de inversiones y de oportunidades para el desarrollo empresarial que junto a las «continuas trabas» que se ponen desde la Administración central, afecta al dinamismo cultural y turístico de la región.

Así, el texto que quieren hacer llegar a los máximos mandatarios nacionales recoge que el PIB en Extremadura en el año 2017 marcaba 17.262 euros, respecto a los 24.999 euros de España, y el índice de riesgo de pobreza es del 44,3% respecto al 26,6% del resto del país.

Por ello, consideran que es necesaria una mejora de las infraestructuras de transporte y comunicación en la región, no solo por tren, sino también con otras inversiones como la unión de Cáceres y Badajoz por autovía, entre otras peticiones.

Movimiento social

Los firmantes apoyan además a los movimientos sociales y plataformas ciudadanas como Milana Bonita que ha conseguido realizar «de manera pacífica esta reivindicación del »tren digno«, ganándose el apoyo de Extremadura y gran parte de la ciudadanía nacional».

Asimismo, muestra su apoyo «más firme y sin ambages» a las movilizaciones, acciones y reclamaciones que desde la «sociedad civil» se están realizando, y anuncia la creación de una «comisión que será elegida al efecto», que además de llevar a cabo «cuantas acciones de reivindicación haya que adoptar», hará las gestiones pertinentes a todos los niveles, políticos, sociales y económicos, para «coadyuvar a que de una vez por todas, dados los precedentes y la situación actual», la comunidad pase de tener «un tren de la vergüenza a un tren digno».

Reproche a la patronal

Desde estas organizaciones empresariales de reciente creación se reprocha también a la patronal extremeña, que está representada por la Confederación Regional de Empresarios de Extremadura (Creex) y que forma parte del Pacto por el Ferrocarril, que «no» haya sabido defender los intereses de los empresarios extremeños para poder desempeñar su labor de creación de empleo y riqueza.

«Nuestras organizaciones empresariales no nos sirven y no nos representan», ha espetado el presidente de la Coordinadora de Empresarios de Mérida, Jorge Gruart, quien ha lamentado la desunión del tejido empresarial extremeño que ha podido perjudicar al desarrollo emprendedor. «Hasta aquí hemos llegado», ha subrayado en alusión a que los empresarios deben unirse para luchar por estas infraestructuras que faciliten su labor empresarial.

Desde el Círculo Empresarial de Badajoz, Gonzalo García, ha señalado que el objetivo de estas nuevas asociaciones es «seguir empujando para que Extremadura tenga un tren digno para tener las mismas oportunidades de desarrollo». «No queremos más pero tampoco menos que otra regiones», ha manifestado.

En parecidos términos se ha pronunciado el presidente del Círculo Empresarial Placentino, Eugenio Hernández, quien ha pedido mejores infraestructuras para que se afiancen las empresas y pueda haber un relevo generacional. «Que nuestros hijos se queden a estudiar y a trabajar en Extremadura», ha dicho en alusión a la pérdida de población de la región en los últimos años.

Finalmente el presidente del Círculo Empresarial Cacereño, Diego Hernández, ha insistido en la necesidad de mejorar las infraestructuras para «poder ir hacia adelante».