Educación retomará tras la Navidad la negociación de las 18 horas lectivas

Un profesor imparte clase en un instituto en una imagen de archivo. :: HOY/
Un profesor imparte clase en un instituto en una imagen de archivo. :: HOY

Las centrales sindicales reivindican «la recuperación de un derecho» que conllevará la creación de puestos de trabajo en la escuela

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Los docentes extremeños recuperarán las 18 horas lectivas semanales, dentro de la jornada de las 37,5, seis años después de que las mismas fueran ampliadas hasta las 20. Porque la Consejería de Educación anuncia que la negociación para recuperar las 18 se retomará tras la Navidad.

«En nuestra apuesta por ir recuperando los derechos que se fueron perdiendo en la pasada legislatura en el ámbito de la enseñanza, la consejería se compromete a sentarse con las partes para empezar a negociar la recuperación de este derecho del colectivo del profesorado. Algo que se va a empezar a negociar tras las Navidades», señala el departamento que dirige Esther Gutiérrez.

Todos los sindicatos con presencia en la Sectorial de Educación –UGT, CSIF, PIDE, CC OO y ANPE– han venido reclamando por eso la recuperación de las 18 horas lectivas. La jornada de docencia que tenían los profesores antes de que el Gobierno central, en las medidas de racionalización del gasto en 2012, obligara a las comunidades autónomas a ampliar las horas lectivas de los docentes hasta las 20 para reducir así el número de contratos.

Las centrales argumentan que desde la entrada en vigor del aumento lectivo con carácter general a 20 horas en Secundaria, Medias y Bachillerato, no sólo se ha perjudicado a las plantillas, a los puestos de trabajo y al clima de convivencia en los centros, sino que la calidad del sistema educativo ha empeorado al obligar al profesorado a impartir materias que no le son propias.

Para hacer posible la vuelta a las 18 horas lectivas, desde el curso pasado ya, la consejería ha solicitado a diversos institutos que analicen cuántos profesores necesitan si su jornada lectiva, es decir, las horas que deben impartir clases, fuera de 20 horas o, por el contrario, si fuera de 18. Con el fin de conocer cuántos docentes deberían ser contratados y cuál sería el impacto económico de la medida, puesto que la reducción a las 18 horas generaría la necesidad de contratar a más profesores de Secundaria, Bachillerato y Enseñanzas Medias, donde se aplicaría.

Acuerdo con los sindicatos de Andalucía

El Gobierno andaluz ratificará hoy el acuerdo alcanzado con los sindicatos para elevar la jornada en la administración de 35 a 37,5 horas semanales, de las que 35 serán presenciales y se completarán con media hora diaria no presencial en formación y preparación de tareas. De esta manera se pretende acatar la sentencia del Tribunal Constitucional que anula la reducción a 35 horas.

Datos y cifras que la consejería baraja al igual que el presupuesto que requiere la recuperación, y que pondrá sobre la mesa cuando comience la negociación con las centrales sindicales.

La presidenta del sector de enseñanza de CSIF, Mercedes Barrado, ha asegurado al respecto que, en números redondos, desde 2012, con la implantación de las 20 horas lectivas en lugar de las 18, se han perdido alrededor de 800 puestos de trabajo en Enseñanzas Medias. El cálculo lo extrae de dividir estas dos horas menos que realizarían los más de 7.000 docentes que actualmente trabajan en las Enseñanzas Medias en la comunidad, entre 18 horas lectivas semanales, incluidas en su jornada laboral de 37,5 horas como el resto de empleados públicos. «Por este motivo estimamos que las 14.000 horas de más que asumieron esos 7.000 docentes requieren unos 800 nuevos contratos para que se pueda bajar de 20 a 18 horas lectivas», explica Barrado. También que teniendo en cuenta que un sueldo bruto anual de un profesor de Enseñanzas Medias está entre los 30.000 y los 35.000 euros, la inversión que sería precisa llevar a cabo ronda los 28 millones de euros. «Es hora de que se reconozca el esfuerzo que desde 2012 llevan haciendo los profesores extremeños con el incremento de las horas lectivas», defiende.

«Son los números gordos, pero hay que sentarse a hablar cómo llevar a cabo la medida, que podría aplicarse en dos cursos por ejemplo para que el impacto económico fuera menor; pero hay que empezar a negociar de una vez cuanto antes», concluye Barrado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos