Educación recurre el fallo que dice que los interinos se incorporen el 1 de septiembre

Un profesor junto a los niños en una clase. /HOY
Un profesor junto a los niños en una clase. / HOY

El cumplimiento de la sentencia afectaría a más de 3.000 docentes interinos y el coste para la Junta rondaría el millón y medio de euros al año

A. B. H.

Los docentes interinos no se incorporarán este curso el próximo día 1 de septiembre. La Consejería de Educación recurrirá la sentencia ganada por el sindicato CSIF que fija esa fecha para la incorporación de todos los profesores, sean o no funcionarios de carrera.

«Buscando que se pronuncie un órgano colegiado superior, la Consejería de Educación y Empleo va a recurrir la sentencia», afirma el departamento que dirige Esther Gutiérrez. «Habiendo posibilidad de recurso, la Junta va a agotar los cauces legales en este caso», confirma.

Porque, aunque «es cierto, como ha reconocido la propia consejera en numerosas ocasiones, que a la Junta le gustaría poder incorporar a los docentes interinos antes a las aulas, esto no está presupuestado para este ejercicio». No obstante, desde la Consejería de Educación también se señala que la decisión de recurrir, y por tanto evitar que los interinos empiecen el próximo 1 de septiembre, «no quiere decir que la medida no se baraje para un futuro; todo se estudiará e iremos informando de los pasos dados».

Cabe recordar que nunca hasta ahora los docentes interinos han comenzado a trabajar el 1 de septiembre en la región, a diferencia de los profesores y maestros que tienen una plaza en propiedad. Su incorporación a las aulas, hasta el momento, siempre ha sido días después con el fin de ahorrar dinero público.

Sin embargo, el Juzgado Contencioso-Administrativo número 2 de Mérida, atendiendo un recurso de CSIF, ha sentenciado que deben incorporarse el día 1. Porque la diferencia «viene a suponer una quiebra del principio de igualdad y una discriminación de trato carente de cualquier justificación».

El cumplimiento de la sentencia afectaría a más de 3.000 docentes interinos y el coste para la Junta rondaría el millón y medio de euros al año.

 

Fotos

Vídeos