La Junta plantea que las ayudas a grandes empresas lleguen hasta 50 millones

José Luis Navarro, consejero de Economía e Infraestructuras.:HOY/
José Luis Navarro, consejero de Economía e Infraestructuras.:HOY

Juan Soriano
JUAN SORIANO

Ya no serán 44 millones, sino que las ayudas a grandes proyectos de inversión llegarán hasta 50 millones de euros. Eso sí, la cuantía de la subvención será el equivalente al 10% de los costes, no el 11%, como planteaba la Consejería de Economía. Eso requerirá invertir 500 millones para llegar al máximo.

La Consejería de Economía e Infraestructuras de la Junta de Extremadura ha abierto un nuevo procedimiento de reforma del decreto por el que se establece un régimen de incentivos a la inversión empresarial en actividades industriales con gran impacto económico y social, que está en vigor desde el pasado mes de noviembre.

Este decreto plantea ayudas del 2,5% del gasto, con un tope de 10 millones de euros, para actuaciones que tengan un impacto destacado, para lo que se exige al menos 50 millones de inversión y la creación de cien puestos de trabajo. Economía expuso al público en abril una propuesta en la que planteaba elevar el porcentaje de la subvención al 11% con un máximo de 44 millones de euros. En ambos casos se exigía un gasto de 400 millones de euros para poder acceder a la ayuda en toda su extensión.

Pero ahora la consejería ha hecho una reforma de su propuesta, en la que sitúa la subvención en el 10% de la inversión, menos por tanto que en su planteamiento anterior. Pero eleva a 50 millones la ayuda máxima. De esa forma, para poder optar a ese tope se requeriría una actuación de 500 millones de euros.

En el resto del nuevo proyecto de decreto, salvo alguna pequeña excepción, Economía mantiene la misma propuesta que en abril. El texto original establece que sólo podían acogerse a estas ayudas las actuaciones que se implantasen en parcelas propiedad de la Administración regional. En el cambio sólo se pide que ocupen suelo industrial.

Junto a esto, Economía exige que se mantengan en la región los activos subvencionados, la actividad y el empleo comprometido durante al menos cinco años y ahora se eleva a siete. Además, se modifica la forma de pago, lo que suaviza el impacto en las cuentas regionales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos