La economía extremeña creció un 2% el año pasado, seis décimas menos que la media

Fabrica de turrones en Castuera.: HOY/
Fabrica de turrones en Castuera.: HOY

El PIB de Madrid sube un punto más que el de Cataluña y casi el doble que el de la Unión Europea

REDACCIÓN/E. MARTÍNEZBadajoz/Madrid

El Producto Interior Bruto (PIB) de Extremadura creció el pasado año el 2%, seis décimas por debajo de la media nacional, según la Contabilidad Regional de España publicada este lunes por el Instituto Nacional de Estadística. En cuanto al PIB per cápita en Extremadura, este creció un 3,5% en tasa anual, hasta 18.174 euros por habitante, aunque es el más bajo de España, un 29,7% menos que la media nacional.

Según el Instituto de Estadística de Extremadura (IEEx), si se analiza el reparto por grandes sectores de la actividad en el año 2018, el primario (agricultura y ganadería) representa el 8,6% del valor añadido bruto regional, la industria alcanza un peso del 14,5% y la construcción del 7,9% y los servicios representa el 69,1% del sector productivo extremeño en este año.

Las ramas de actividad que obtuvieron tasas interanuales positivas más elevadas en 2018 fueron 'Actividades profesionales, científicas y técnicas; actividades administrativas y auxiliares', con un 6,8% y 'Construcción' (6,4%). La única tasa negativa se registra en 'Actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento; reparación de artículos de uso doméstico y otros servicios' (-0,4%).

La media nacional del PIB por habitante se situó en 25.654 euros, que superaron siete comunidades.

Mientras tanto, a nivel nacional, Madrid y el sector de la construcción son las palancas que tiran del crecimiento económico nacional. Es la comunidad que más ha aumentado su PIB en 2018, mientras que Cataluña, que es quien lo hacía tradicionalmente, pasa a la parte baja de la tabla, según los datos de Contabilidad Regional de 2018 publicados ayer por el INE. En cifras, la Comunidad de Madrid crece un 3,7%, casi el doble que el crecimiento económico medio experimentado en la UE, y la siguen Cantabria (3,4%), Navarra (3%), Castilla-La Mancha (2,8%) y Galicia (2,7%).

Los buenos datos de Madrid se deben, sobre todo, a la positiva evolución de la construcción, que crece más que en el resto de España, según explica el INE en su comunicado. Los expertos consultados confirman que el aumento de este sector en Madrid tiene que ver con sus propias circunstancias económicas regionales, por la escasez de oferta de inmuebles. «Se han ido a vivir a Madrid más de 100.000 personas de otras comunidades desde la recuperación económica», explica María Jesús Fernández, economista senior de Funcas.

Así, son estas cinco las únicas comunidades que crecen por encima de la media nacional del 2,6%, mientras que las otras catorce (doce comunidades y las dos ciudades autónomas de Ceuta y Melilla) se mantienen por debajo. Destaca el caso de Cataluña, que aunque en 2017 solo se diferenciaba por una décima de Madrid con un ritmo de crecimiento del 3,3%, este año se queda a casi un punto y medio con su 2,3% de avance económico.

Es un dato a tener muy en cuenta porque es la primera vez que esta comunidad crece por debajo de la media nacional. Incluso en los peores años de la crisis, cuando el PIB se reducía un 1,7%, en Cataluña lo hacía dos décimas menos. La inestable situación política ha provocado una clara reducción de las inversiones, el cambio de residencia de muchas empresas y la caída del turismo. Y para 2019 las previsiones no son mucho mejores. Los expertos de BBVA Research calculan un crecimiento del 2,3% este año y los de Funcas lo reducen al 2%, ambos datos por debajo de la media nacional que dan ambos organismos.

Menos turismo

La economista de Funcas explica a este periódico que lo que más ha influido en la desaceleración de Cataluña ha sido la caída de los servicios vinculados al turismo, como el transporte y la hostelería. «Aunque el mayor descenso se dio en el último trimestre de 2017, cuando la tensión política llegó a su punto álgido, en 2018 ha seguido presente», afirma Fernández, que aunque se muestra convencida de que es este conflicto el que más ha incidido en la economía catalana «es muy difícil calcular en qué medida». Además, asegura que no es que haya habido un trasvase de inversiones de Cataluña a Madrid, pero sí que hay «muchas que se han cancelado o aplazado por la situación política actual».

Además del caso catalán, las regiones que menos crecieron el año pasado fueron La Rioja, Murcia, Ceuta y Melilla, cercanos al 1,5%. En el caso de Murcia, el INE asegura que su menor crecimiento estuvo afectado, fundamentalmente, «por la menor actividad de energía, construcción y servicios» respecto a la media nacional. Salvo estos cuatro casos, las otras 15 comunidades registraron un crecimiento del PIB por encima de la media de la UE, que fue del 2%.

25.800 euros por habitante

Y la buena marcha de la economía benefició directamente a los habitantes de Madrid. Así, la comunidad registra el mayor PIB nominal por habitante con 34,916 euros. La siguen País Vasco (34.019), Navarra (31.809 euros) y Cataluña (30.769 euros), todas ellas por encima de la media nacional. Esta mejora en un 3,2% (855 euros) a la del año pasado y alcanza los 25.854 euros por habitante, 1.000 más que en 2008, a las puertas de la crisis económica.

En Aragón (28.640 euros), La Rioja (26.833) e Islas Baleares (26.764) también superaron la media del PIB por habitante de España. Por debajo se quedan Castilla y León (24.397), Cantabria (23.817), Galicia (23.294), Asturias (23.087), Comunidad Valenciana (22.659), Murcia (21.134), Canarias (21.031), Castilla-La Mancha (20.645) y Ceuta (20.032). Cierra la tabla Extremadura (18.174).