Ecologizar la sociedad

El sistema defensivo badajocense, Alcazaba árabe incluida, se sitúa en primera línea de rehabilitación

Ecologizar la sociedad
SANTIAGO CORCHETE | EXPERTO EN EDUCACIÓN AMBIENTAL

LA casa común planetaria, el 'oikos' acuñado por nuestros antepasados helenístas, lo está reclamando a voz en grito de urgencia por doquiera que se mire: océanos, ríos, aguazales y humedales, mares, desiertos, territorios polares, residuos del consumo, contaminación atmosférica, calentamiento global, cambio climático etc. Mas actuar como eficaces ecólogos requiere colaborar muy sabia e inteligentemente en la construcción colectiva y comunitaria de un medio ambiente complejo y global, lo que entraña incluir la transversalidad e interacción tras observar la jerarquización existente entre las diversas cadenas tróficas de los elementos constitutivos de cada hábitat donde se desarrolla el misterio de la vida. Quizá valga el siguiente ejemplo para hacer algo más inteligible (¿y didáctico?) cuanto llevo afirmado: defender que «árbol es vida» a estas alturas del siglo XXI sigue siendo una certeza, mas también una probable trivialidad (con perdón). Aferrarse a ese eslogan y armar la marimorena callejera por un árbol de más o menos. puede llegar a resultar, en ocasiones, hasta contraproducente a efectos de ecologizar la sociedad.

Opino y sostengo que es preciso avanzar, dar siempre un paso más en el sentido de establecer alianzas, sinergias, complicidades, esfuerzos colaborativos, porque la tarea es urgente y la verdadera victoria se halla muy alta, dificultada por numerosos intereses creados, egoísmos y golpes rastreros, aunque en puridad la construcción de un medio ambiente limpio, equilibrado y saludable sea primordialmente tarea y deber de todos y todas.

Aplicada esta modesta tesis al erróneamente denominado 'corredor verde' de Badajoz, la nueva correlación de fuerzas políticas surgida de las recientes urnas democráticas debiera a nuestro juicio corregir tal denominación y sustituirla en todos los documentos y todas las mentes por la de 'corredor patrimonial', cuyo anteproyecto, siempre mejorable, ya ha quedado suscrito por varias asociaciones culturales y vecinales. Tal es la ruta a seguir, como informa a quienes tengan la humildad de querer aprender las recomendaciones pedagógico-didácticas de la Educación Ambiental, que trata como fin último de avanzar en la tarea de «ecologizar la sociedad». Se trata de abordar los problemas con metodologías y estrategias adecuadas, que contemplen las interrelaciones que conforman y definen el conjunto de sus deteriorados hábitats, con observancia priorizada de la jerarquía de valores que constituyen la 'pirámide ecológica': seres humanos presentes, pasados y futuros; flora; fauna; agua; suelo; biosfera y estratosfera. Por ese orden. De modo que las acciones/omisiones del ser humano, el más potente constructor y degradador ambiental a la vez, constituyen el primer factor cuya vigilancia ha de hallarse en permanente estado de sospecha y reparación. Así, el sistema defensivo badajocense, Alcazaba árabe incluida, se sitúa en primera línea de rehabilitación aquí y ahora: ese debe ser el primer gran objetivo a superar en vías de ir logrando la ecologización de la sociedad. Después vendrá lo demás, que es muchísimo y a la vez más arduo, aunque siempre sin tolerarnos decaer el entusiasmo; porque como Heine dijera: «Perder el ánimo es irresponsable y además es inútil».