Las dudas de ir con la ITV caducada

Vehículos haciendo cola en la estación de la ITV en Badajoz. :: Hoy/
Vehículos haciendo cola en la estación de la ITV en Badajoz. :: Hoy

El Gobierno central responde que se puede alegar si se ha pedido nueva cita antes de superar la fecha | La DGT asume los atascos de algunas estaciones de la región y explica cómo evitar la sanción, pero no siempre se retira la multa

J. L. G.BADAJOZ.

Alto de la Guardia Civil, petición de documentación y cuando todo parece estar en orden falta el papel de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en regla. Pongamos que el retraso es de apenas dos o tres meses. Últimamente en Extremadura una excusa común que escuchan los agentes es que las estaciones de inspección de vehículos están saturadas, por eso expiden cita para después de la fecha en que caduca la tarjeta de la ITV. Puede ocurrir que la petición de cita sea anterior a la caducidad y la tasa esté pagada. A partir de ahí surgen las dudas.

La Jefatura Provincial de Tráfico da unas explicaciones, el Gobierno da otras que aparentemente no concuerdan, y los agentes consultados explican cómo se procede, confirmando que no hay unidad de criterio. Incluso hecha la consulta en una estación de ITV sobre cuándo se pone el sello, si con la fecha del día de la inspección o con la de caducidad, la respuesta tampoco coincide con la oficial.

Hasta tal punto hay desconcierto al respecto que la cuestión ha provocado una pregunta parlamentaria. La formuló el pasado mes de julio el diputado del PP por Badajoz, Víctor Píriz, ante la petición de un ciudadano. El Gobierno respondió por escrito el pasado 9 de septiembre. En primer lugar recuerda que la competencia para la gestión de las estaciones ITV corresponde a las comunidades autónomas.

Presentar alegaciones significa perder el derecho al pronto pago y la reducción del 50% de los 200 euros de sanción

Después añade: «Cabe señalar que en los conductores sancionados por circular sin ITV en vigor, al no poder realizar la revisión en plazo, podrían acreditar esta circunstancia en la fase de alegaciones del procedimiento sancionador incoado, mediante certificado expedido por la estación de ITV donde conste que se pidió la cita antes de la caducidad de la tarjeta de ITV y para cuándo se le ha concedido, siempre que el vehículo esté en condiciones para circular».

Esta semana las citas para pasar la ITV tenían diferentes periodos de espera según la localidad. En Badajoz ha llegado a haber demoras de cuatro meses este verano y por ello recientemente se han reforzado los medios hasta el punto de que la estación fija ahora está concediendo fechas de a una semana vista.

En Mérida en cambio para obtener cita hay que esperar a la primera semana de noviembre, en Cáceres y Plasencia hasta finales de ese mes y en Coria no hay hueco hasta finales de diciembre, por citar algunas estaciones fijas que gestiona la Junta de Extremadura. Entre las públicas de gestión privada a través de Itevebasa, Don Benito o Jaraíz de la Vera conceden cita previa a finales de este mes de septiembre y la móvil de Badajoz a primeros de octubre. En otros casos basta presentarse y esperar turno varias horas.

Directrices verbales

En la mayoría de los casos la denuncia por parte de la Guardia Civil de Tráfico si la ITV no está en vigor es a criterio del agente, de modo que si ha pasado un mes o menos desde la fecha de caducidad en ocasiones se pasa por alto, si bien no hay una circular por escrito sobre esto, solo indicaciones verbales, comentó un agente a HOY. Además, los criterios no son idénticos en todo el país, dependen de cada demarcación.

Tampoco queda resuelta la duda de si teniendo solicitada la cita antes de la fecha de caducidad de la ITV y con la tasa pagada, todo ello demostrable con documentos, la Guardia Civil no denuncia al conductor. Ni siquiera hay certeza de que la denuncia sea retirada después de alegar, como insinúa la respuesta parlamentaria detallada anteriormente.

Este diario ha preguntado a la Delegación del Gobierno sobre los criterios de las Jefaturas de Cáceres y Badajoz de la Dirección General de Tráfico. La respuesta reconoce el atasco que hay en algunas inspecciones: «Debido a la peculiar situación de Extremadura y, concretamente de Badajoz y dado que hasta hace muy poco no había más que una estación ITV en la capital, se permitía alegar que se disponía de la cita previa con fecha posterior a la caducidad de la inspección. Pero en cualquier caso no se quita la denuncia. Lo que se hace, una vez que el administrado se persona en la Jefatura es darle un plazo muy breve para que pase la ITV y vuelva con el justificante de haberla pasado. La estación de inspección tiene que buscarla el interesado, pues es su obligación llevar el vehículo con la ITV en vigor con independencia de si la estación es pública o pública con gestión privada. Hay que tener en cuenta que un vehículo con la ITV caducada no puede demostrar que circula en buenas condiciones mecánicas y, además, la responsabilidad en caso de accidente».

Si el conductor es 'cazado' por un radar por exceso de velocidad, también puede recibir la multa de la ITV caducada

Por otro lado, es sabido que hoy día los agentes de Tráfico disponen de dispositivos como una PDA con los datos de los vehículos. Solo tecleando la matrícula pueden informarse de si el seguro o la ITV están en vigor. Según un agente consultado, no se realizan denuncias de este tipo sin dar el alto antes e informar al conductor de la infracción. En realidad, añade, ese dispositivo lo que ahorra al conductor tener que llevar esa documentación consigo. Lo que sí puede ocurrir, matiza, es que si el conductor es 'cazado' por un cinemómetro a más velocidad de la permitida, entonces además de la denuncia por esta infracción se puedan añadir otras multas si la matrícula revela que carece de seguro o ITV en vigor. En ese caso, el conductor no podrá demostrar que ya ha pedido cita y tiene las tasas pagadas, al menos no en el momento, aunque sí en fase posterior de alegaciones.

Parar el vehículo

Preguntada la Dirección General de Tráfico la respuesta sigue siendo ambigua: «La Agrupación puede controlar y comprobar las matrículas de los vehículos y, si hay algún problema para parar al vehículo, se puede denunciar y enviar la denuncia al titular (que no necesariamente ha de coincidir con el conductor). Igual caso que en las denuncias por exceso de velocidad; se comprueba si el vehículo denunciado tiene o no ITV en vigor y se denuncia en su caso».

Según explica un agente de la Guardia Civil de Tráfico, lo más recomendable es ser previsor y anticiparse a la fecha de caducidad de la ITV teniendo en cuenta que la cita suele tardar varias semanas e incluso meses. Además, indica que circulando sin ITV el dueño del vehículo no le gana meses al calendario cuando vuelve a superar la inspección pues la fecha será la que figuraba como límite antes de caducar.

Según la Jefatura de Badajoz de la DGT, «el plazo de validez de las inspecciones comienza a contar a partir de la fecha en que la inspección haya sido considerada favorable. Así, por ejemplo, si se pasa la inspección el día 18 de septiembre de 2019 y el vehículo tiene más de diez años, deberá pasarla antes o el mismo día del año siguiente».

Tampoco se aprecia aquí unidad de criterio. Ante la constatación de que esto no se produce y hecha esta misma consulta en una ITV la respuesta fue: «Si pasas durante el mes anterior a tu fecha de caducidad, se te respeta la misma. Si la pasas fuera de ese intervalo, la caducidad la marca la fecha en la que pasas la ITV».

Por lo que se aprecia, en lo único que hay unanimidad es en la sanción por llevar la ITV caducada, de 200 euros, que serían la mitad en caso de pronto pago, es decir, 100 euros. Esta opción, sin embargo, no es posible si el ciudadanos decide presentar alegaciones.