De Disneylandia a Castilblanco

John Cora, Fernández Vara, Fernández de Córdova (de Alpha) y Merino, alcaldesa de Castilblanco. :: J. M. R./
John Cora, Fernández Vara, Fernández de Córdova (de Alpha) y Merino, alcaldesa de Castilblanco. :: J. M. R.

Cora Alpha señala que está dando nuevos pasos con los trabajos de ingeniería necesarios para poder llevar a cabo las obras | La firma promotora del parque de ocio de La Siberia defiende la iniciativa

Juan Soriano
JUAN SORIANO

Más de 3.000 millones de inversión en la primera fase, 15.000 puestos de trabajo y tres millones de visitantes a un recinto con hoteles, casinos, parques de atracciones, un estadio, puerto deportivo, tiendas, restaurantes, viviendas... Y luego una segunda fase con 8.800 millones, más hoteles, casinos, planta solar... Las cifras de Elysium, la gran instalación de ocio que promueve Cora Alpha, son mareantes. Un proyecto de tal magnitud sólo parece propio de grandes destinos turísticos o de aglomeraciones urbanas que permitan ese flujo de visitas. De ahí que muchos duden que pueda ser una realidad en un municipio de apenas mil habitantes situado en una de las comarcas más despobladas de la comunidad autónoma con menor renta por habitante del país.

Pero lo cierto es que Castilblanco, al noreste de la provincia de Badajoz, es el lugar elegido para su construcción. Para ello, Cora Alpha se acoge a una ley extremeña (llamada Legio) que da facilidades a este tipo de proyectos en forma de licencia especial de juego, reducciones de impuestos y tramitación exprés en materia de urbanismo y permisos medioambientales.

Elysium, que en la mitología griega era el lugar al que accedían las almas para un descanso eterno, ofrece una visión paradisíaca para la comarca de La Siberia extremeña. El pasado lunes se presentó en Mérida con la presencia de sus promotores en un acto que contó con traducción simultánea y una potente puesta en escena. Pero también con errores, como la aparición del escudo del Getafe club de fútbol en la recreación del estadio o una foto de Trujillo para ilustrar la ciudad de Cáceres. Cuestiones que no ayudan a dar credibilidad al proyecto, como la noticia que ha difundido el diario Cinco Días de que uno de sus socios, Francisco Nuchera, debe 1,8 millones a Hacienda por una actuación similar en este mismo espacio.

La compañía afirma que la presentación es la mejor muestra de que el proyecto es serio

Sin embargo, según ha podido saber HOY, Nuchera no forma parte del proyecto de Cora Alpha. Pero su visión es el germen del proyecto actual. La alcaldesa de Castilblanco, María de los Ángeles Merino, ensalzó en la presentación del pasado lunes la figura del empresario sevillano por ser capaz de situar a la localidad en el mapa.

Como recuerda la alcaldesa, Nuchera puso en marcha en 2002 una iniciativa para construir un campo de golf en Castilblanco, en un espacio situado entre la localidad y la cola del pantano de García Sola, en el río Guadiana. Los trabajos de urbanización se iniciaron y hoy se puede apreciar el movimiento de tierras y las tomas de agua.

Pero la crisis llevó a paralizar las obras. Pese a ello, Merino señala que Nuchera tiró de contactos para seguir adelante con su propuesta. Así llegó a la empresa canadiense Triple Five, que cuenta con el mayor centro comercial del mundo en Estados Unidos. Esta firma llegó a contar con un diseño de una gran instalación de ocio en los terrenos inicialmente destinados al campo de golf. Estaba pensada para acogerse a la ley extremeña que se tramitó y aprobó entre marzo y julio de este año. Ese proyecto era secreto hasta que la propia empresa anunció que renunciaba a su ejecución.

La empresa ha tenido que depositar un aval de 10 millones de euros para cumplir con la Legio

Sin embargo, el Gobierno regional siempre señaló que la ley no se hacía para este proyecto y que había otras compañías interesadas. Y ahí aparece Cora Alpha, una firma que surge de la colaboración entre dos empresas de Estados Unidos pero con relaciones en España y conexiones con Extremadura.

Disney y fondos de inversión

Cora Global Concept tiene como principal responsable a John Cora. En la documentación facilitada por Elysium se indica que es un veterano de la compañía Walt Disney con treinta años de experiencia. Como vicepresidente de operaciones de parques temáticos fue responsable de Disneylandia y posteriormente encabezó la expansión del parque. Tras abandonar la multinacional fundó su propia empresa de diseño, desarrollo y operación, Visionmaker, y ejerció como presidente de Palace Entertainment, el mayor operador de parques acuáticos y centros de entretenimiento familiar en Estados Unidos.

John Cora estuvo en la presentación en Mérida. Hubo que esperar al turno de preguntas para que desvelara el importe estimado de la inversión y se mostró reticente a ofrecer datos sobre la financiación. Pero defendió la viabilidad del proyecto y el emplazamiento elegido, recordando que tanto Disneylandia, en California, como Disneyworld, en Florida, se levantaron en lugares poco conocidos. Y desveló a HOY que Castilblanco fue en su día uno de los once emplazamientos que se manejaron en España para construir Eurodisney, pero finalmente la inversión se llevó a París en una decisión que hoy considera desacertada.

El segundo pilar del proyecto es Alpha Trading, una empresa con sede en Nueva York y Madrid que fue fundada por Francisco de Borbón von Hardenberg, un joven emprendedor con experiencia en el mundo del deporte, la restauración y el transporte. También en el sector del automóvil, ya que su familia por parte materna posee una de las mayores empresas concesionarias de Alemania. Y de las finanzas junto a su padre, Francisco de Borbón Escasany, duque de Sevilla. Primo lejano del rey Juan Carlos I, destacó en el sector empresarial como presidente del Banco Nacional de Miami. Está relacionado con los condes de Oliva de Plasencia.

Alpha también estuvo en la presentación en Mérida con Sergio Fernández de Córdova, otro joven emprendedor que en la documentación de Elysium se define como «un líder mundial experto en modelos innovadores de gobierno público-privado de múltiples partes interesadas, desde la configuración de iniciativas sociales, marcos regulatorios hasta políticas y programas de ciudades inteligentes».

Un proyecto sostenible

Su participación guarda relación con una de las bazas del proyecto. En lugar de generar un gran impacto ambiental y social, pretende convertirse en una actuación respetuosa con el entorno natural y la primera ciudad que se construye de cero respetando los 17 objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas.

Ignacio Sojo, director de comunicación y sostenibilidad de Cora Alpha, señala que el proyecto se llevará a las Naciones Unidas para cumplir con el mecanismo de desarrollo limpio, que consiste en acreditar la producción prevista de gases de efecto invernadero y compensarla con el pago de una cantidad destinada a proyectos de bajas emisiones. El objetivo no es sólo conseguir un equilibrio en los efectos globales, sino responsabilizar y sensibilizar a las empresas para que reduzcan sus impactos.

Sojo señala que en ese espíritu de sostenibilidad también encaja la elección de Extremadura y de Castilblanco. Como explica, Elysium contribuirá a mejorar la renta de la región para evitar la fuga de jóvenes. Así se contribuirá a asentar a la población en el territorio y evitará el exceso de habitantes en ciudades más grandes y contaminantes.

En cuanto a las dudas sobre la materialización del proyecto, Sojo indica que ya se están dando pasos con empresas de ingeniería para diseñar la obra con el objetivo de que los trabajos puedan comenzar en el plazo de un año y que la primera fase sea realidad en 2023.

También se ha cuestionado la carencia de infraestructuras de acceso. El proyecto contempla una estación de alta velocidad en una localidad que tiene a 90 kilómetros la línea ferroviaria más cercana. Y es cierto que Castilblanco está situada junto a la N-502, que conecta con Talavera de la Reina y de ahí a Madrid por la A-5, pero se trata de una carretera que tiene limitaciones de velocidad que llegan a 30 kilómetros por hora. Pero señala que las actuaciones necesarias dependen del Gobierno (la ley extremeña compromete a la Junta en la búsqueda de esas mejoras) y que en Ciudad Real hay un aeropuerto que podría tener razón de ser gracias a Elysium.

Junto a esto, el responsable de comunicación de Cora Alpha recalca que la mejor prueba de que el proyecto es serio es la presentación del pasado lunes, a la que no sólo acudieron desde Estados Unidos John Cora y Sergio Fernández de Córdova, sino también otros integrantes de sus equipos. Asimismo, asistió Larry Nelson, el autor de los diseños que se han podido ver en las imágenes difundidas en los últimos días.

Además, recuerda que no sólo se hizo una presentación a los medios de comunicación, sino que ese mismo día se registró el proyecto ante la Junta de Extremadura, a la que ahora corresponde evaluar la propuesta. De entrada, la firma ha debido acreditar que dispone de dos tercios del suelo y ha tenido que entregar un aval por importe de 10 millones de euros. Una pequeña parte de lo que promete Elysium.

Temas

Elysium
 

Fotos

Vídeos