Los diputados cobran el paro

Sesión de control en el Congreso de los Diputados. :: hoy/
Sesión de control en el Congreso de los Diputados. :: hoy

Todos los políticos extremeños en las Cortes que tienen derecho a la indemnización por transición la piden

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Casi todos lo habían pedido en anteriores legislaturas y en la última también ha sido así. La mayoría de los congresistas y senadores extremeños que han formado parte de las Cortes Generales entre julio de 2016 y abril de este año se han apuntado a cobrar la llamada indemnización por transición. No la han solicitado cinco de ellos porque no tienen derecho a cobrarla. Se trata de una especie de prestación por desempleo, aunque legalmente no es así, para los que han formado parte del Congreso y del Senado.

De esta forma todos los políticos extremeños que han sido senadores menos tres se han apuntado a cobrar 8.822,52 euros (cantidad única para todos) tras su paso por la Cámara Alta y no seguir como senador en esta nueva legislatura. Se trata de Antonio Galván Porras (PP), Antonio González Torres (PP), Rafael Lemus (PSOE), Rafael Mateos (PP), Amparo Monroy (PP), Miguel Ángel Nacarino (PSOE), María Teresa Tortonda (PP) y Laureano León (PP).

LAS CIFRAS

8.822,52
euros es lo que perciben los senadores como indemnización tras acabar la legislatura
euros como mínimo cobrarán los congresistas
A ello hay que sumarle otros complementos

Tres senadores no han reclamado cobrar esos casi 9.000 euros. Legalmente no pueden percibirlos. Dos de ellos, Juan María Vázquez (PSOE) y Diego Sánchez Duque (PP), porque siguen siendo senadores en activo y, como tal cobran, al formar parte de la Diputación Permanente hasta que el próximo 21 de mayo se constituya la nueva Cámara. Y el tercero, el socialista Juan Andrés Tovar, que dejó el Senado en verano pasado para presidir la empresa pública Cetarsa, por la que percibe su actual salario.

En cuanto a los políticos extremeños que fueron al Congreso de los Diputados, todos menos dos han solicitado cobrar una cantidad que es casi el equivalente a casi dos mensualidades de sueldo (54 días) y que varía en función de las responsabilidades que han desempeñado.

De forma específica cobrarán un mínimo de 2.972,94 euros de sueldo base más otros 1.823 euros por ser de fuera de Madrid y, como se ha indicado, otras cantidades por otros complementos en función de sus puestos en comisiones o en Pleno.

La indemnización por transición la reciben Pedro Acedo (PP), Teresa Angulo (PP), Amparo Botejara (Podemos), Pilar Lucio (PSOE, que cobrará no por 53 días sino por 24 días de sueldo), Dolores Marcos (PP), Víctor Píriz (PP, con 37 días de sueldo como cálculo de indemnización), César Ramos (PSOE), Marisol Pérez (PSOE) y Patricia Sierra (PSOE).

No la reciben, porque tampoco tienen derecho a la misma en estos momentos, el socialista Ignacio Sánchez Amor, que desempeña el puesto de secretario de Estado en funciones de Administraciones Públicas, ni el popular Carlos Floriano, miembro de la Diputación Permanente de esa Cámara.

Otra indemnización

La opción de pedir una indemnización de transición es posible vayan o no a volver como diputados en esta nueva legislatura. Se abona en un pago único y está sujeta a tributación. La indemnización es incompatible con cualquier otro ingreso público o privado.

Existe también la denominada indemnización por cese a la que pueden acogerse los cargos públicos que han estado en las Cortes Generales. Los diputados que no repitan en el escaño y que no perciban ningún otro sueldo público son los que pueden pedir esta indemnización por cese, siempre que hayan estado en el Parlamento un mínimo de dos años.

Ese otro paro es el equivalente a una mensualidad de la asignación constitucional, fijada actualmente en 2.972,94 euros, por cada año de mandato y con un máximo de 24 meses. Esta prestación no se abonará en un pago único, sino mes a mes para poder cesar el abono si hay un cambio en la situación laboral del exparlamentario.