Diez mujeres activistas sociales ponen rostro a los actos del Día de las Personas con Discapacidad

Diez mujeres activistas sociales ponen rostro a los actos del Día de las Personas con Discapacidad

Entre las protagonistas está Rosario Torres, vecina de Alvarado y conocida como «madre coraje» de dos niñas con discapacidad

EFE

Diez mujeres activistas sociales extremeñas pondrán este año rostro a los actos organizados con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se celebra el 3 de diciembre, y con quieren servir «de ejemplo» de la importante labor de las mujeres en la lucha por la inclusión.

Entre las diez mujeres protagonistas figura Rosario Torres, vecina de Alvarado y conocida como «madre coraje» de dos niñas con discapacidad, que ha pedido a la sociedad «que siga luchando» y se les siga apoyando para que sus hijos puedan ir al colegio o trabajar «sin barreras» porque hay todavía mucho trabajo que hacer «y una madre no se puede venir abajo».

La campaña de actividades previa a la celebración del día 3 se desarrollará en 18 localidades de Extremadura y consistirá en charlas en centros educativos y culturales «para llevar al debate y la reflexión», y la distribución de carteles para que pongan las fotos de las mujeres que en sus entornos protagonizan ese activismo social.

El programa de las actividades y cartel, que protagonizan estas diez mujeres, ha sido presentado hoy en Mérida, con la presencia del consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, y del presidente de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe), Jesús Gumiel.

Declaraciones de Vergeles y Gumiel

Vergeles ha destacado que el cartel «simboliza» la importancia que «el activismo social» tiene en la consecución de los avances logrados y de la concienciación de que hay que seguir luchando en beneficio de las personas con discapacidad, «que son personas de pleno derecho».

Además, ha asegurado que se alegra de que en el cartel aparezca el «rostro femenino» del activismo social, porque en Extremadura «tiene un claro rostro de mujer» y ha señalado que el reto de futuro es «dar una respuesta inclusiva y adecuada» al aumento de la esperanza de vida de las personas con discapacidad.

Vergeles ha considerado importante la celebración de este día internacional, no solo para que la sociedad se conciencie, sino para aquellas organizaciones que tienen que desarrollar las políticas para afrontar las situaciones que viven estas personas.

El activismo en Extremadura consiguió que Extremadura fuese pionera en el desarrollo del Marco de Atención a las Personas con Discapacidad (MADEX), «que goza de buena salud, de mayoría de edad y de una serie de servicios plenamente implantados» y al que la Junta destina anualmente unos 40 millones de euros.

En este sentido, ha recordado que Extremadura cuenta con 1.283 plazas de atención temprana para niños de 0-3 años; con 3.002 plazas de habilitación funcional, 1.678 plazas de centros ocupacionales, 735 plazas en centros de día; 666 plazas en residencias de apoyo extenso y 378 en residencias de apoyo limitado.

No obstante, ha defendido que hay que seguir trabajando en planes, como los referidos a la discapacidad en el entorno rural, en el decreto de accesibilidad universal, la educación inclusiva o la mejora del MADEX, a través de la Ley de Conciertos Sociales, que se tramita en la Asamblea.

Por su parte, Jesús Gumiel ha destacado que las mujeres lideran ese activismo social «desde la argumentación, el diálogo y las propuestas», y desde esta base se quiere dar difusión a su trabajo «y sumar aliados» a la causa.

 

Fotos

Vídeos