Dieciséis tesoros extremeños buscan visitantes

Monasterio de Tentudía. Ubicado en Calera de León, fue sede de la Orden Militar de Santiago./
Monasterio de Tentudía. Ubicado en Calera de León, fue sede de la Orden Militar de Santiago.

La Junta edita una guía para promocionar lugares poco conocidos en la región

ÁLVARO RUBIO CÁCERES.

Ni el Teatro Romano de Mérida, ni la Ciudad Monumental de Cáceres, ni la Alcazaba de Badajoz, ni la catedral de Plasencia. Ninguno de esos lugares aparecen en la nueva guía que acaba de editar la Junta de Extremadura. No están porque dejan paso a otros menos conocidos. Son los tesoros ocultos de la región que, según la Dirección General de Turismo, merecen ser más visitados por su «gran valor arqueológico, histórico-artístico y cultural».

Bajo el título 'Tesoros ocultos', la guía alude a yacimientos arqueológicos, dólmenes, castillos, monasterios, teatros, templos y conjuntos histórico-artísticos. «Son 16 nuevos destinos de interés que con esta nueva ruta van a mejorar el desarrollo de la zona y se dará un impulso a la creación de empleo en el ámbito de la hostelería y restauración», destaca el director general de Turismo, Francisco Martín.

De la primera edición de esta guía distribuirán 15.000 unidades en las Oficinas de Turismo de Extremadura, así como en las ferias de carácter internacional en las que participe la Dirección General de Turismo. «La intención es que la guía pueda ser ampliada en futuras ediciones, si los nuevos recursos son accesibles, visitables y con una mínima infraestructura en su entorno», apuntan desde la Junta. «No todo recurso es susceptible de ser promocionado. Algunos de ellos, por desgracia, no están abiertos y necesitan restauración», matizan.

Casi la mitad de los lugares que forman la nueva ruta aluden al turismo religioso

En esta edición se pueden encontrar ocho rincones de la provincia cacereña y ocho de la pacense.

En Cáceres, el paseo empieza en Valencia de Alcántara, con un conjunto megalítico formado por 41 dólmenes del IV y III milenio antes de Cristo, que pueden visitarse a través de cinco rutas.

El viaje continúa en Oliva de Plasencia, donde se encuentra el Arco de Cáparra. Único en España se situaba en el centro de la ciudad romana de Capera, hoy Cáparra, de gran importancia mercantil por su ubicación en la Vía de la Plata.

Desde ese punto, el siguiente lugar de la provincia cacereña que recoge la guía es Alcuéscar, con la basílica Santa Lucía del Trampal, la única iglesia visigoda que se conserva en la Península Ibérica. Fue construida en torno al segundo tercio del siglo VII y formó parte de un convento de monjes templarios. En su alrededores se han llegado a encontrar exvotos con forma de cabra, animal que representaba a la diosa celta Ataecina, protectora del bosque y las aguas.

La primera edición consta de 15.000 unidades que repartirán en ferias y oficinas

Y de ahí a otro templo, el de San Martín, uno de los más antiguos de Plasencia, que fue construido en el siglo XIII en estilo románico tardío. En él se puede ver un retablo plateresco con pinturas del extremeño Luis de Morales 'El Divino', fechado entre los años 1565 y 1570.

La ruta continúa marcada por el turismo religioso y también hace parada en el convento El Palancar, el más pequeño del mundo. Situado en Pedroso de Acim, fue fundado en el siglo XVI por Fray Pedro de Alcántara, un fraile de carácter humilde que mandó construir una estancia dominada por la austeridad. Su fundador, que medía 1,90 metros de altura, dormía sentado arrimando la cabeza a un maderillo en la pared. Actualmente se ha convertido en un lugar de meditación, retiro y peregrinación.

Hasta donde también se acercan los devotos es a ver al Cristo de la Victoria, en la localidad de Serradilla. Se trata de una imagen de tamaño natural tallada en 1630 por el imaginero Domingo de Rioja.

Finalmente, la guía alude al castillo de Belvís de Monroy, una gran fortaleza que se comenzó a construir en el siglo XIII durante la Reconquista a instancias del Rey Sancho IV y reúne estilos como el medieval, renacentista, gótico, plateresco y barroco.

También destaca la población amurallada de Granadilla. Fundada en el siglo IX por los musulmanes, fue desalojada en los años sesenta para construir el embalse de Gabriel y Galán. «Actualmente se encuentra en proceso de rehabilitación para recuperar su esplendor», según recoge la guía editada por la Junta de Extremadura, que también reserva espacio a diferentes rincones de la provincia de Badajoz.

Para ello empieza por el yacimiento arqueológico de Cancho Roano, en Zalamea de La Serena. Se trata de un palacio-santuario construido en adobe que data del siglo V antes de Cristo.

Además, la guía recomienda dos teatros romanos: el de Regina en la localidad de Casas de Reina y el de Medellín. Ambos son sede del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida.

Monasterio del Palancar:: HOY
Monasterio del Palancar:: HOY

Las termas romanas de Alange también tienen su espacio reservado. Este complejo fue fundado por los romanos en el siglo III y hoy es un conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Actualmente funcionan como balneario y están entre las mejores conservadas de Europa.

Más al sur de Extremadura, la Junta destaca otro de los 16 tesoros de este catálogo. Se trata del Castillo de Feria, un ejemplo de la arquitectura gótica militar desde el que se pueden divisar unas privilegiadas vistas de la comarca de Zafra-Río Bodión.

Capilla Sixtina regional

En el último año, la ermita del Ara, en Fuente del Arco, se ha convertido en el centro de las miradas de numerosos curiosos. Su declaración como Bien de Interés Cultural ha contribuido a ello. El principal motivo para lograr este título son los frescos de su bóveda central, que también le valen el apodo de 'Capilla Sixtina' de Extremadura a una de las construcciones más simbólicas del mudéjar en la región, que data de finales del siglo XIV.

Santa Lucía del Trampal, en Alcuéscar:: HOY
Santa Lucía del Trampal, en Alcuéscar:: HOY

«En la bóveda del santuario se pueden ver pinturas, al igual que lo hacen las de Miguel Ángel en el Vaticano, que representan el libro del Génesis», explica Ara Martín, que es historiadora y la guía turística de la ermita. Esas imágenes fueron contempladas por más de 20.000 visitantes en 2018. El volumen de turistas se disparó en 2016, cuando la ermita fue templo jubilar. En 2018 se mantuvo abierta todo el año por primera vez y la hermandad cobra un euro por la visita, que se pude hacer de manera guiada.

Dolmen de Valencia de Alcántara:: HOY
Dolmen de Valencia de Alcántara:: HOY

Siguiendo los pasos del turismo religioso por Extremadura, el Monasterio de Tentudía, en Calera de León, también queda plasmado en la guía. El edificio fue sede de la Orden Militar de Santiago y a mediados del siglo XVI se creó en el monasterio un Colegio de Letras que estuvo en funcionamiento hasta principios del siglo XIX.

Finalmente, la iglesia de Santa María Magdalena lleva al visitante hasta Olivenza. Fue construida en el siglo XVI como templo y residencia para los Obispos de Ceuta y está considerada una joya del estilo manuelino portugués.