Diciembre se cerró con la mitad de lluvia de lo habitual en Extremadura

Diciembre se cerró con la mitad de lluvia de lo habitual en Extremadura

La temperatura media regional fue 0,8 grados más alta de lo normal

CELESTINO J. VINAGRE

Diciembre se fue con mucho menos lluvia de lo normal en Extremadura y con una temperatura media alta, acorde con esta ausencia de precipitaciones. El balance de la Aemet, plasmado tras recopilar en sus estaciones meteorológicas, subraya que el último mes de 2018 ha roto bruscamente la tónica de un año, en general, húmedo, singularmente un otoño muy generoso en cuanto a precipitaciones. De esta forma, el mes pasado acabó con la mitad de agua de lo normal como media regional. Además fue un diciembre cálido, con casi un grado como temperatura media por encima de lo que dice la estadística.

La precipitación media regional en diciembre se situó en los 25,7 litros en Extremadura. Es un 51,3% menos de lo normal porque un diciembre extremeño suele acumular, de media, 50,1 litros. Por este motivo la Aemet habla de un diciembre muy seco. Por localidades, el balance es singularmente negativo en Guadalupe, donde llovió un 60 % menos de lo habitual (39,8 litros se recogieron); en Badajoz, estación del aeropuerto, solo recogió 12 litros (-76%); en Mérida cayeron 14,7 litros (-66%) y en Valencia de Alcántara apenas cayeron 16,4 litros (-74%). En Cáceres el balance es de 23,7 litros, un 58% menos de lo normal y en Plasencia el déficit pluviométrico se fijó en un 39% menos de lo habitual (38,7 litros).

Con estos datos de diciembre, el balance del nuevo año hidrológico que se inauguró en octubre es de 213,8 litros, un 14% menos (octubre y noviembre fueron muy lluviosos) de lo habitual, fijado en 246,6 litros para estos tres meses.

En cuanto a temperatura media regional, diciembre se quedó en 9,4 grados, 0,8 grados más de media de lo que dice la estadística de la Aemet. Esa temperatura al alza fue muy evidente en localidades como Guadalupe (9,5 grados) y Valencia de Alcántara (9,1). En ambos casos la media es de un grado y medio de temperatura media sobre lo habitual. En cambio, en otros puntos la persistencia de la niebla hizo que esa temperatura media fuese más baja de lo normal. Así pasó en Badajoz (9,4 grados) y Mérida (9,7), en ambos casos con 0,3 grados por debajo de lo normal.

La previsión para esta semana sigue siendo la de ausencia completa de lluvias y con unas temperaturas más bajas de lo normal. Sobre todo, a partir del jueves. Las heladas se reforzarán y las mínimas más bajas se generalizarán entre los dos y los cinco grados bajo cero en Extremadura