El desabastecimiento en las farmacias alcanza a más de 300 medicamentos

La farmacéutica Elena Rodríguez atiende a un cliente mientras su compañera busca un medicamento. /Lorenzo Cordero
La farmacéutica Elena Rodríguez atiende a un cliente mientras su compañera busca un medicamento. / Lorenzo Cordero

Los profesionales extremeños afirman rotundamente que «es la peor época de falta de fármacos que recuerdan»

Álvaro Rubio
ÁLVARO RUBIOCáceres

Desabastecimiento. Esa es la palabra que la farmacéutica Elena Rodríguez no paró de repetir ayer a las personas que entraron en la farmacia de Cáceres en la que trabaja. Eso mismo le está sucediendo a todos los profesionales del sector en los últimos meses. Parte de su rutina se basa en explicar a sus clientes que los laboratorios no suministran determinados fármacos. Sería imposible reproducir la lista completa de los que faltan en las reboticas extremeñas. Suman más de 300 presentaciones, que son los formatos en los que se comercializan.

Todos coinciden. «Sin ninguna duda es la peor época que recordamos en cuanto a falta de medicamentos», destaca Cecilio Venegas, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Badajoz.

Consulta el listado completo de medicamentos

Pedro Claros, su homólogo en Cáceres, piensa lo mismo. «El asunto está afectando a todas las farmacias de España. Llevamos un año y medio así y a día de hoy hemos alcanzado la cota máxima».

Cada semana los colegios reciben un informe del centro de información sobre suministro de medicamentos, un órgano del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de España, cuya labor se centra en constatar la situación de desabastecimiento. En el último aparecen nombres tan conocidos como Dalsy, Primperan, Adiro 300, Trankimazin Retard, Paracetamol, Cafinitrina, Augmentine, Fluidasa, Hemovas y Sutril.

Para hacerse una idea de la gravedad del asunto solo hay que echar un vistazo a la lista con la que cuenta el colegio de Badajoz esta semana. En ella se incluye el número de unidades que se pidieron de determinados medicamentos. Por ejemplo, solicitaron 1.099 de Adiro 300 y 232 de Dalsy 20 mg/ml. Ninguna de las cajas llegaron a las farmacias.

Además, en esa lista también se incluyen los conocidos como genéricos. En total, aparecen 77. «Desde hace meses vienen pacientes a los que les tenemos que decir que no ha llegado determinado medicamento. Lo intentan buscar en otras farmacias y si no lo hay tienen alterativas para que no cunda el pánico. Por ejemplo, si no encuentran Nolotil, pueden comprar Metamizol, que es el principio activo», explica Elena.

Los fármacos más demandados que faltan

1
Adiro 300 mg
2
Terbasmin Turbuhaler 500 mcg
3
Tromalyt 300 mg
4
Hemovas 600 mg
5
Trankimazin Retard 0.5 mg
6
Dalsy 20 mg/ml
7
Sutril 10 mg
8
Augmentine 875/125 mg
9
Paracetamol 1 g
10
Primperan 1 mg/ml

El problema se agrava cuando el medicamento no es sustituible, es decir, no existe uno exactamente igual que provoque los mismos efectos. Eso está sucediendo con 15 esta semana. Ante dicha situación hay que acudir al médico para que cambie el tratamiento.

En las farmacias del medio rural, que en Extremadura son muy habituales debido a la gran cantidad de municipios que existen en la región, también están sufriendo el desabastecimiento. «Llevo desde 1981 ejerciendo como farmacéutica y nunca antes se había vivido una situación similar», asegura Asun Ibáñez, titular de la única farmacia que hay en Torrequemada. Lucía Sánchez, que trabaja allí, comenta que «la mayoría de los pacientes son de edad avanzada y para ellos supone un agobio tremendo tener una caja de un medicamento diferente a la que están habituados».

Las razones

Pero, ¿cuáles son las razones que están detrás del desabastecimiento? Aunque están llenas de matices y no hay una que explique todo, la principal se relaciona con el precio, algo que fija el Estado. «En España lleva habiendo bajadas generalizadas desde 2010. Eso está haciendo que sea el país de Europa donde es más barato comprar medicamentos. Por eso la industria prefiere llevarlos a otros países donde obtiene más beneficios», explican los farmacéuticos y los presidentes de los dos colegios extremeños.

Hay que tener en cuenta que la actual Ley del Medicamento, vigente en España desde 2006, determina que la industria farmacéutica no tiene obligación de abastecimiento del mercado. «Puede registrar especialidades, ponerlas en la actividad comercial, efectuar políticas de marketing sobre ellas y en general distribuirlas durante un tiempo y posteriormente interrumpir dicho suministro cuando lo crea conveniente», aclara Venegas.

Ante este problema, que ya ha sido denunciado en numerosas ocasiones por la Organización Farmacéutica Colegial, la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha anunciado que están elaborando un plan de prevención para la escasez de medicamentos e intentar controlar el desabastecimiento de fármacos. Precisamente, por ese asunto se reunirá este viernes con los técnicos de las comunidades autónomas.