UGT denuncia que la Junta obstaculiza la formación de los empleados públicos

Escuela de Administración Pública de la Junta:: Archivo/
Escuela de Administración Pública de la Junta:: Archivo

El sindicato asegura que el Ejecutivo «no considera el tiempo dedicado a la formación como jornada efectiva de trabajo»

EFE

UGT denuncia que el Gobierno regional vulnera los derechos de los empleados públicos respecto a la realización de cursos de formación al dificultar su acceso.

Los trabajadores públicos se encuentran con «inmensos obstáculos» para acceder a la formación que imparte la Junta a través de la Escuela de Administración Pública, debido a que «no considera el tiempo dedicado a la formación como jornada efectiva de trabajo», explica el sindicato en una nota de prensa.

Estos problemas se producen cuando los trabajadores que tienen asignada su jornada en horario de tarde o noche, solicitan cursos de formación presenciales en horario de mañana, ha afirmado.

Doblar jornada

De esta manera, «un empleado público con turno rotatorio al que se le concede un curso presencial por la mañana, tiene que doblar su jornada laboral», ha apuntado.

Según UGT, esta forma de actuar contradice la Ley, que establece que «la Administración debe garantizar el acceso a la formación de todos los empleados públicos, con iniciativas que tiendan a favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral».

Además, incumple las normativas establecidas en el Estatuto de los Trabajadores y el convenio colectivo para el personal laboral de la Junta de Extremadura, donde se indica que el número de horas ordinarias de trabajo efectivo no podrá ser superior a nueve horas diarias y el descanso diario entre jornadas será de doce.

De esta manera, los empleados públicos «se ven obligados a rechazar la formación o a doblar su turno de trabajo, realizando así jornadas de más de 12 horas», insiste UGT.

Ante esta situación, el sindicato ha solicitado a la Junta de Extremadura que de «directrices homogéneas» a las consejerías para «evitar esta vulneración de derechos respecto a la formación».