Demasiadas puertas al campo

Ruta reivindicativa que partió de Azuaga por el Real Camino del Azogue. :: HOY/
Ruta reivindicativa que partió de Azuaga por el Real Camino del Azogue. :: HOY

Nace una plataforma a favor de los caminos públicos para que los ayuntamientos actualicen sus catálogos

J. López-Lago
J. LÓPEZ-LAGO

En Extremadura los caminos son muy importantes. Se podría decir que son vitales para una economía que gravita sobre la agricultura y la ganadería. Tanto es así, que en la anterior legislatura las partidas presupuestarias más llamativas por su cuantía fueron las destinadas a reparar caminos.

No solo transportistas, tractoristas y propietarios se benefician de estas vías de comunicación. En los últimos años el interés de senderistas, ciclistas o o gestores de turismo rural que desean que sus clientes disfruten de rutas alrededor de sus negocios se han topado con dueños de fincas que tienen vedado el acceso a lo que se considera que es de dominio público.

Desde este punto de vista hay una zona del sur de la región donde el descontento con la gestión de los caminos es palpable. La invasión y desatención hacia estas vías de comunicación hay que detenerla, alerta Fernando Pulgarín, topógrafo y perteneciente a 'Caminos Públicos Libres'. Esta plataforma aún tiene pendiente cobrar forma jurídica, pero ya se han integrado en ella miembros de la comarca de La Serena y Campiña Sur de Extremadura con otras comarcas del norte de Sevilla y el valle del Guadiato de Córdoba que lindan con la región.

Clubes ciclistas y senderistas se han unido para reivindicar un dominio que es público

«Para los amantes de los caminos no hay límites administrativos. Somos un grupo de personas interesadas en la recuperación y defensa de las vías de comunicación públicas y del patrimonio hidráulico en los que la ley permita su paso para transitar libremente por ellos», resume Pulgarín como representante de la preocupación de 17 asociaciones. En ese grupo hay desde clubes senderistas o peñas ciclistas a alcaldes y concejales de poblaciones afectadas de distinto signo político.

Según Pulgarín, todo surgió en un grupo de wasap a principios de año que empezó a crecer. Entonces programaron una ruta reivindicativa el pasado 25 de febrero por el Real Camino del Azogue y Cordel de Guadalcanal que partió de Azuaga y en la que se adentraron en la finca de la familia March.

Posteriormente han tenido reuniones con alcaldes de Malcocinado y Guadalcanal y las alcaldesas de Fuente Obejuna o Azuaga con parte de sus equipos de gobierno.

Habitantes de la Campiña Sur se han unido a colectivos andaluces que se quejan de que algunos dueños de fincas se apropien de vías que son de todos

En general, y por ello han visitado varios ayuntamientos, desean que estén a mano los catálogos de caminos públicos actualizados, así como un catálogo alternativo que detalle las vías de comunicación públicas que han sido usurpadas.

También reivindican la recuperación y puesta en valor de caminos históricos como el Camino Real del Azogue (de vital importancia para la Corona española entre los siglos XVI y XIX y que parte de una mina de mercurio de Ciudad Real y pasa por Azuaga), o el Camino Colombino de Sevilla a Guadalupe (realizado varias veces por los Reyes Católicos, de 339 kilómetros, entra por la Sierra Norte sevillana en Extremadura y pretende convertirse en un nuevo camino de Santiago del Sur).

Charla de la Junta

El pasado 12 de junio en el pabellón Fecsur de Azuaga la Asociación Cultural Aldea de Los Rubios organizó con la colaboración de la Plataforma Caminos Públicos Libres una charla coloquio sobre 'Catálogo y normativa de caminos públicos'. Intervinieron dos especialistas de la Junta de Extremadura: el secretario general de Desarrollo Rural y Territorio, Manuel Mejías; y la jefa de servicio de Infraestructuras Rurales, Beatriz Rocha. También tomó la palabra el técnico de Gpex Rafael Albertos Rubio como especialista de la sección de Catálogo de Caminos y Cartografía.

Según Fernando Pulgarín, el primero dio un repaso legal cronológico sobre esta cuestión, empezando por la Ley de Caminos Públicos de 2001, y detalló las inversiones previstas por la Junta para conservar estas vías dentro de un Plan que dura hasta 2023. La segunda interviniente atendió ruegos y preguntas, mientras que el representante de Gpex explicó de manera práctica cómo se elaboraran estos catálogos.

«Próximamente nos reuniremos con los alcaldes de Llerena y Campillo. Queremos saber cómo están sus catálogos de caminos públicos, que es algo sobre lo que suele haber muchos intereses y que muchos ayuntamientos tenían guardado en un cajón, pero que hay que dar a conocer. Vamos poco a poco, pero por lo menos ya se van hablando de esto y el tema va saliendo en los plenos municipales», se congratula Pulgarín, quien desearía que esta inquietud surgida al sur de la región se extienda por el resto de Extremadura con el fin de preservar mejor lo que considera es de todos.

 

Fotos

Vídeos