La Delegación del Gobierno dice que permite que los policías locales trabajen de paisano

Imagen de archivo de policías locales.: HOY/
Imagen de archivo de policías locales.: HOY

REDACCIÓN

El jueves, la delegación extremeña de la Unión Nacional de Jefes y Directivos de Policía Local de España (Unijepol) se quejaba de la decisión de la Delegación del Gobierno de no permitir a los policías locales extremeños patrullar de paisano, una queja que fundamentaban en el hecho de que, según ellos, algunos servicios eran imposibles de realizar uniformados. Servicios como la escolta de autoridades, el control de la venta alcohol de menores o la protección de víctimas de violencia de género se basan en una discreción que los uniformes no dan.

Este viernes, la Delegación del Gobierno contestó a las quejas de la Unijepol con una nota en la que primeramente se mostraba sorprendida porque «no ha revocado ninguna autorización a ayuntamiento alguno de dispensa del uso de uniforme a los miembros de su policía local».

Según esa nota, la Delegación del Gobierno ha continuado tramitando las solicitudes de autorización de prestación de servicios no uniformados a las policías locales que lo han solicitado del mismo modo que lo venía haciendo con anterioridad, es decir, resolviendo las mismas con los informes emitidos por el Cuerpo Superior de Policía y la Guardia Civil según los casos.

La autorización para la prestación de servicios no uniformados por parte de policías locales es una excepción a la regla general que se establece en el artículo 52.3 en relación con el 41.3 de la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Esa excepcionalidad obliga a valorar cada caso de manera individual, un estudio que compete a la Policía Nacional y a la Guardia Civil, que son los que valoran las solicitudes razonadas presentadas por los ayuntamientos y los que deciden el período de tiempo durante el cual se extenderán dichos servicios y fijan un número de agentes adecuado a las características del mismo.