«¿Cómo van a dejar a Coria sin chiringuitos junto al río Alagón?»

Imagen del chiringuito San Juan, junto al río Alagón. :: HOY/
Imagen del chiringuito San Juan, junto al río Alagón. :: HOY

Empresarios y Ayuntamiento se revuelven contra la Confederación del Tajo, que no aprueba las solicitudes de este año

María Fernández
MARÍA FERNÁNDEZCáceres

«No entendemos por qué se deniega este año la solicitud. Es algo extrañísimo». Se lamenta así José Manuel García Ballestero, alcalde de Coria, ante la posibilidad de que por primera vez, en el paseo de la Isla del municipio cacereño, y situado en una margen del río Alagón, no puedan instalarse los chiringuitos como llevan haciendo cada verano durante las últimas cuatro décadas. La Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) que año tras año concede la cesión de ocupación por el periodo comprendido entre el 1 de junio y el 1 de septiembre, ha denegado el permiso alegando que se trata de una zona inundable por su proximidad con el río.

El año pasado, y ante la también respuesta negativa del organismo, el Ayuntamiento de la ciudad preparó un plan de evacuación y emergencia ante un posible escenario de ese tipo. Además, los dueños de los locales firmaron una declaración en la que se hacían responsables de cualquier incidencia, eximiendo por tanto a la Confederación y consiguiendo el permiso. Pese a ello, cuentan, este año se topan el 'no'.

Empresarios y Consistorio se revuelven contra la decisión. El caso ya está en manos del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que estudia si conceder la apertura como medida cautelar hasta que resuelva un recurso contencioso-administrativo. Mientras, la espera se alarga para los dueños de los locales.

Jorge Luis Jesús Andrés es el abogado de los empresarios de los chiringuitos Jara, Marleza, San Juan y Alagón. «Se vulnera el principio de igualdad. La Confederación se ampara en la modificación del reglamento de Dominio Público Hidráulico (Real Decreto 638/2016 de 9 de diciembre), pero es la misma normativa para todos los organismos, que sí permiten en otros territorios este tipo de instalaciones, sin ir más lejos, la Confederación del Guadiana», explica. El organismo recibió cuatro peticiones de apertura para este verano; de ellas, denegó una y las otras tres siguen sin respuesta oficial. La Confederación da la callada por respuesta, coinciden alcalde y abogado, para ganar tiempo y dilatar el proceso. «El cauce está regulado, vigilado por cámaras a tiempo real, hay plan de evacuación y se hace en otros sitios», cuentan.

Quince años

«¿Pero cómo van a dejar a Coria sin chiringuitos de verano junto al río?», se pregunta una de las empresarias, Esther Fernández, propietaria del chiringuito San Juan desde hace quince años. «Yo soy muy positiva y creo que, aunque tarde, vamos a montar y van a arreglar el río», señala. Si el recurso no prospera, será un verano muy diferente en Coria, donde cambiará incluso el paisaje de entrada a la ciudad desde Torrejoncillo por la EX-109, desde donde se vislumbran los chiringuitos en la orilla del río Alagón. «Uno de los primeros impactos será en San Juan, cuando muchos corianos y turistas bajan al paseo a ver los fuegos artificiales», apunta Ballestero, que asegura que si el recurso judicial de los empresarios no prospera, el Ayuntamiento llevará a juicio a la Confederación del Tajo. «Es un recurso turístico más de la ciudad, que da trabajo a más de un centenar de personas y que lleva 40 años siendo el corazón de la ciudad en verano», indica el regidor, que ironiza diciendo que «Coria es mundialmente conocida por las inundaciones que sufre en verano».

En este paseo también se instalan cada año las atracciones de feria durante las fiestas de San Juan, declaradas de Interés Nacional. Aún esperan respuesta de la Confederación. Ballestero es claro: «Si no lo conceden, que sea la justicia quien decida».