En defensa de la biodiversidad regional

La inversión de las industrias extremeñas en protección de la biodiversidad se redujo notablemente en 2017. El gasto en equipos e instalaciones independientes cayó un 48,5%, 338.000 euros en total.

En este sentido, desde SEO/BirdLife se ha hecho público un decálogo de actuaciones necesarias para proteger la biodiversidad de Extremadura.

Entre las medidas mencionadas hay dos que están directamente relacionadas con el sector industrial. Una de ellas defiende la necesidad de planificar «la implantación masiva de sectores como el de la energía renovable o el minero» y que esa planificación esté sometida a una evaluación que no suponga «la pérdida de sus paisajes, calidad y cantidad de sus aguas y, en definitiva, la calidad de vida de sus gentes».

La otra demanda se centra en reforzar la actuación ante las principales causas de muerte «no natural de las especies protegidas», entre las que se cita la colisión y electrocución con tendidos eléctricos.