Extremadura cuatriplica el número de cuidadores para dependientes en un año

Ana Isabel Nieto ayuda a beber agua a Cripiano Duque, un anciano al que atiende en su casa de El Carrascalejo (Badajoz). :: brígido/
Ana Isabel Nieto ayuda a beber agua a Cripiano Duque, un anciano al que atiende en su casa de El Carrascalejo (Badajoz). :: brígido

Si en junio de 2018 había registrados 187, doce meses después la cifra se ha disparado hasta los 684

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

Desde que el pasado mes de abril el Estado volvió a asumir la cotización a la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales de personas en situación de dependencia, la cifra de afiliados dados de alta en convenios especiales se ha disparado. Hasta tal punto que, en apenas dos meses, desde la entrada en vigor de la nueva ley, aprobada por el Gobierno el pasado 1 de marzo, el número casi se ha cuadriplicado. Las cifras hablan por sí mismas. En España se pasó de los 7.304 convenios suscritos en marzo de este año a los 26.414 en el mes de junio, en su mayoría mujeres, según los datos publicados por el Ministerio de Trabajo.

Extremadura no es una excepción. Y las cifras de estos nuevos afiliados se han disparado en los últimos meses. Según datos aportados a HOY por la Delegación del Gobierno de Extremadura, en el mes de junio había inscritos en la región en la Seguridad Social por este motivo 684 personas, cifra muy superior a la que se registraba el año pasado por estas mismas fechas, que se quedaba en 187. La evolución al alza se nota sobre todo a partir del mes de abril. Lógico, porque es cuando entró en vigor la nueva ley y se comenzaron a realizar las primeras afiliaciones.

Algunos datos

El pasado abril el Estado volvió a hacerse cargo de su cotización a la Seguridad Social

El número de afiliados en la provincia de Badajoz casi duplica al de la provincia cacereña

En enero de este año estaban registradas en la región 163 personas afiliadas a la Seguridad Social desempeñando este tipo de labor y cotizando como cuidadores de personas dependientes; en febrero la cifra bajó a los 160, la misma cifra que se registró en el mes de marzo. Ya en abril, se nota un aumento considerable, pasando de los 160 a los 241 afiliados. En el mes de mayo esta cifra volvió a crecer y ya había registradas 482 personas, que siguieron aumentando en número hasta las 684 personas del pasado mes de junio, última cifra facilitada a HOY.

También hay que destacar que el número de trabajadores que desempeña su labor en la actualidad cuidando a personas dependientes es mucho mayor en la provincia de Badajoz que en la de Cáceres. Claro que el número de habitantes también es mayor. En este sentido, en la provincia cacereña los afiliados el pasado mes de junio eran 282 (durante el mismo mes de 2018 se registraban tan solo 104). Mientras que en la provincia pacense, en junio, había registradas 402 personas, cifra que también contrasta mucho con la que había en junio del pasado año y que se quedó en las 83.

Ahora es la administración central la que paga las cuotas tras recuperar el Ejecutivo de Pedro Sánchez una medida que fue aprobada en 2007 y que se eliminó durante el Gobierno de Mariano Rajoy en el año 2012.

La principal ventaja para quienes suscriben este convenio especial es que los años dedicados al cuidado de la persona dependiente, en la mayoría de las ocasiones de su entorno familiar, se integran en su vida laboral y contribuyen a generar derecho a prestaciones, como la de jubilación o la de incapacidad permanente.

Pese al fuerte crecimiento que se ha registrado en los últimos meses, las cifras aún están lejos de la previsión realizada por el Ministerio, que estimó que unas 180.000 personas se beneficiarían de esta medida, que supondrá un coste extra de 315 millones anuales para el Estado.

Desde Trabajo recuerdan que los cuidadores no profesionales cuya persona dependiente tenía reconocida la prestación económica con anterioridad al 1 de abril disponen de un mes más para suscribir dicho convenio y que se les reconozca la cotización desde ese día. El Real Decreto estableció un plazo de 90 días naturales desde la fecha en la que se les haya reconocido la prestación para solicitar el convenio. Si se solicita después de esos 90 días naturales, el convenio tendrá efectos desde la fecha de suscripción.

Para poder beneficiarse, es necesario que el cuidador no esté dado de alta en la Seguridad Social en ningún régimen a tiempo completo ni en el sistema de desempleo ni cobrar una pensión. Además, la persona que recibe los cuidados tiene que tener reconocida la correspondiente prestación económica de dependencia.

Más