CC OO critica la precariedad laboral en Ambulancias Tenorio

Manifestación de ayer en el Hospital de Mérida. :: j. m. romero/
Manifestación de ayer en el Hospital de Mérida. :: j. m. romero

Los trabajadores piden a la Junta que se interese por las condiciones laborales en la concesionaria del transporte sanitario

EFE MÉRIDA.

Trabajadores del transporte sanitario terrestre se concentraron ayer en Mérida, convocados por CC.OO., para denunciar la «precariedad laboral» en el servicio, con jornadas «maratonianas», contratos «precarios» y «una política del miedo» de Ambulancias Tenorio, basada en «sanciones y despidos».

La concentración, convocada por la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO Extremadura fue ante la puerta principal del Hospital de Mérida y en ella se leyó un manifiesto con las principales reivindicaciones del colectivo y un llamamiento a la administración para que «actúe».

Reclaman la mejora de sus condiciones laborales por parte de la concesionaria del servicio, Ambulancias Tenorio, con un salario «digno», una jornada de trabajo que les permita «una conciliación de la vida familiar y laboral», «estabilidad y formación», y mejores medios.

Exigen que se cumplan las cláusulas sociales y el pliego de condiciones que viene recogido en las bases de la concesión publica y que se aplique a todos los trabajadores el II Convenio Colectivo para las empresas y trabajadores del transporte en ambulancia de enfermos y accidentados de la comunidad, actualmente en vigor.

«No podemos tolerar una precarización laboral de los trabajadores para que la empresa Ambulancias Tenorio tenga un beneficio económico con el dinero publico de todos los extremeños», recoge el manifiesto remitido a Efe por el sindicato.

Los trabajadores han denunciado jornadas de trabajo maratonianas que no permiten conciliar la vida laboral y familiar y contratos de trabajos precarios y sin estabilidad en el puesto de trabajo, con retribuciones salariales indignas.

Especialmente han censurado la «política del miedo» que está utilizando la empresa, mediante sanciones y despidos a trabajadores por reclamar sus derechos.

Han reclamado a la administración, como garante de la concesión publica, que examine exhaustivamente si se está cumpliendo lo recogido en el pliego de condiciones y si verdaderamente no es así, actúe en consecuencia.

Señalan que la Junta de Extremadura no solo debe velar por que la concesión pública del transporte sanitario sea un servicio público de calidad para los ciudadanos extremeños, que es la principal finalidad del servicio, sino también por garantizar que se cumplan esas cláusulas sociales, que con tanto empeño nos recuerdan en época de elecciones. «Los trabajadores que prestan este servicio público también son ciudadanos extremeños y también quieren que su trabajo sea digno y de calidad».