La cooperativa Cooprado gana peso con su fusión y facturará 40 millones

Camión cisterna cargado de leche en la cooperativa Cooprado de Casar de Cáceres. /Brígido
Camión cisterna cargado de leche en la cooperativa Cooprado de Casar de Cáceres. / Brígido

Tras absorber a San Isidro de Malpartida de Plasencia sumará 550 socios y gestionará 2.000 reses de ganado vacuno y otras tantas de ovino

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

El cooperativismo extremeño continúa en el proceso de ganar mayor volumen y solidez a través de las integraciones. Si a finales del año pasado HOY avanzó la unión de tres sociedades del sureste regional con la de Virgen de La Estrella, de Los Santos de Maimona, para ser más fuertes en el sector del aceite, ahora llega el turno a dos ubicadas en la provincias de Cáceres eminentemente ganaderas. La nueva Cooprado nace tras la fusión por absorción de Cooprado, que ya era una de las más relevantes de la región, con la cooperativa San Isidro de Malpartida de Plasencia, una de las más antiguas de la región.

Las asambleas de socios de ambas cooperativas ya han validado el acuerdo y el 27 y el 28 de este mes se firmarán las escrituras de la nueva sociedad que surge por un interés común. «Cooprado tenía interés en seguir ganando volumen y en fabricar específicamente más cantidad de piensos. A San Isidro le interesa por mejorar las condiciones de sus socios. La unión de ambas se ha entendido como lo mejor. Una única cooperativa con dos sedes», relata a este diario Luis Rodríguez, gerente de la cooperativa casareña.

Los principales números que salen del matrimonio entre las sociedades de Casar de Cáceres y Malpartida de Plasencia son llamativos.

De un lado, pasará a contar con 550 socios activos (420 de Cooprado más 130 de San Isidro), 800 socios colaboradores, alcanzará una facturación anual de 40 millones (Cooprado genera ya 34) y se va a incrementar notablemente la capacidad de fabricación de alimentación animal. De esta forma se llegará a las 150.000 toneladas al año. Se convertirá en uno de los referentes cooperativos de Extremadura en cuanto a la producción de pienso.

En cuanto a las cabezas ganaderas, la nueva Cooprado gestionará 2.000 reses de ganado vacuno y otras 2.000 de ovino, a lo que hay que sumar la incorporación paulatina de ganaderos de caprino que permitirá alcanzar el millón de litros de leche de cabra al año.

La renovada Cooprado inicia su andadura también con otros objetivos concretos. De un lado, se proyecta crear un centro de recepción de leche de cabra en Malpartida de Plasencia que atienda a los ganaderos del norte y noreste extremeños.

Del mismo modo, entre sus proyectos a medio plazo aparece la creación de un cebadero comunitario de terneros si existe predisposición por parte de los socios.

Los cebaderos comunitarios para el ganado vacuno son una de las medidas más demandadas desde la Administración y desde el propio sector del vacuno para que se gane en competitividad.

Contará con 550 socios activos y podrá producir 150.000 toneladas de pienso al año

Las fusiones o integraciones de cooperativas agrícolas están siendo una constante en el último lustro en el conjunto de España. De esta forma se ha posibilitado crear sociedades más grandes y competir en mejores condiciones. En Extremadura, sin embargo, ese proceso integrador marcha a cuentagotas. Los localismos, básicamente, han imposibilitado acuerdos de ese tipo.

En el último trimestre del año pasado se supo de la unión de cuatro cooperativas de aceite del sur extremeño. El proyecto de integración liderado por 'Virgen de La Estrella', de Los Santos de Maimona, permitirá que pueda duplicar la capacidad de molturación de aceituna diaria e incrementar al menos un 30% su producción total anual.

A la entidad de Los Santos se han unido las de Fuente de Cantos, Usagre y Bienvenida para crear la tercera gran cooperativa de aceite de oliva de Extremadura, por detrás de la de San Pedro de Guareña y La Unidad de Monterrubio.

El acuerdo se hace fundamentalmente para impulsar la sección de aceite de oliva y permite a las cooperativas de Usagre (Campiña Sur), Bienvenida y Fuente de Cantos (Tentudía) conservar la gestión sobre la producción de cereal. Permitirá superar los 1.000 socios y ha llevado en paralelo una ampliación de las instalaciones de la sociedad santeña con una inversión de 2,8 millones.

Con la ampliación aumenta sensiblemente su capacidad de molturación de aceituna. De 400.000 kilos diarios podrá pasar ahora a 850.000. Más capacidad de producción y más aceitunas para moler. El año pasado se superaron los 16 millones de kilos.