«Sin controlar la alimentación es muy difícil perder peso»

«No hay milagros», dice José Enrique Campillo, médico especialista en nutrición y alimentación, que insiste en que perder cuatro o cinco kilos requiere un esfuerzo. «No vale solo con hacer ejercicio. Sin controlar lo que se come y reducir las cantidades es muy difícil bajar de peso, y viceversa», explica utilizando como símil una cuenta bancaria. «Si se ingresan más calorías de las que se gastan, ganaremos peso», advierte. En esta línea, defiende los beneficios de la autofagia, por los que el investigador japonés Yoshinori Ohsumi recibió el premio Nobel de Medicina en 2016. «Con los ayunos intermitentes, que pueden hacerse tres días a la semana en los que no se ingiera nada más que agua desde la comida hasta el desayuno del día siguiente, el cuerpo quema lo que le sobra y se beneficia con la pérdida de peso», concluye.