Las consultas con el médico por el móvil llegan a Mérida, Cáceres y Don Benito

El doctor Jorge de Nicolás, este viernes en una videoconsulta con Luis Fernando Urbaneja. :: LORENZO CORDERO/
El doctor Jorge de Nicolás, este viernes en una videoconsulta con Luis Fernando Urbaneja. :: LORENZO CORDERO

Facultativos y pacientes valoran una herramienta que el SES quiere que pueda ser usada en todos los centros de salud esta legislatura

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Ir al médico sin salir de casa o sin faltar al trabajo ya es posible en Extremadura. De momento, para pacientes de nueve centros de salud de Cáceres, Don Benito y Mérida, donde el Servicio Extremeño de Salud (SES) ha implantado, de forma experimental, el sistema de videoconsulta. Pero el gerente del SES, Ceciliano Franco, asegura que la herramienta está disponible en los ordenadores de todos los centros de salud de la región.

«Confiamos en que a lo largo de la legislatura, por eso, la herramienta que hemos implantado en el sistema sanitario vaya utilizándose poco a poco, porque consideramos que es útil y fácil de usar y porque es conveniente entrar en esta dinámica», explica Ceciliano Franco.

Es un paso más en el uso de las nuevas tecnologías aplicadas a la salud, cuya implantación arrancó a principios de año y, por el momento, ha llegado a nueve centros de la región: Manuel Encinas y Zona Centro, en Cáceres; Mérida Urbano III y Mérida Norte, en la capital extremeña; y Don Benito Oeste, Villanueva de la Serena I, y en los consultorios de Peñalsordo y La Coronada, en esta área de salud. En total, en lo que se lleva utilizando son 277 las videoconsultas realizadas en el conjunto de los centros señalados, según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad. Por el momento, por tanto, tal como reconoce el gerente del SES, «se trata de una cifra solo testimonial».

Entre otros motivos porque la herramienta está en fase experimental aún, de tal modo que «su utilización es voluntaria, no estamos imponiéndola, sino que confiamos en que poco a poco más médicos y pacientes se vayan sumando a ella». Para llevar a cabo las consultas que son posibles con este sistema, porque «lógicamente es una herramienta que no se puede utilizar cuando el paciente requiere una exploración por parte del facultativo, porque para ello es necesario que la consulta sea presencial», aclara el gerente del SES.

Pero la videoconsulta «sí es una herramienta útil, por ejemplo, para informar al paciente de los resultados de un análisis o cualquier prueba médica que se le haya practicado o para hacer un seguimiento del tratamiento que se le ha pautado», explica Jorge de Nicolás, médico en el Zona Centro de Cáceres y, por tanto, uno de los facultativos que están utilizando la herramienta y pilotando la experiencia en Extremadura. «Creo que es una mejora más en la atención sanitaria, que es de utilidad para determinados casos», añade.

Las 277 videoconsultas realizadas en lo que va de año «solo son una cifra testimonial»

Una valoración similar es la que realiza también Luis Fernando Urbaneja, paciente de Jorge de Nicolás. «Empecé a utilizarla cuando estuvo a nuestra disposición y me la explicó mi médico, y creo que es una buena opción para consultar aspectos que no requieren que acuda al centro de salud».

En su caso, con un tratamiento crónico, tiene que someterse a controles periódicos: «Tengo que ir al médico para solicitar el volante para hacerme un análisis y también tengo que volver al centro de salud para hacérmela; pero ahora, con la videoconsulta, me puedo ahorrar la última visita, la que corresponde para que me informen de los resultados de la analítica», señala. Por eso defiende la utilidad de la herramienta puesta en marcha por el SES.

«No tengo que solicitar permiso en mi puesto de trabajo para ausentarme ni tengo que desplazarme hasta el centro de salud, porque puedo consultar con mi médico por el móvil, por lo que estoy ahorrando tiempo y esto lo agradezco», zanja.

Cómo se utiliza

Además de la utilidad para realizar consultas que no requieren estar de forma presencial, Jorge de Nicolás y Luis Fernando Urbaneja, médico y paciente por tanto, valoran igualmente la sencillez en el manejo de una herramienta que funciona como una videollamada de WhatsApp. «Por lo que no solo se escucha al paciente, sino que también se le ve; la comunicación es completa porque accedemos a su lenguaje no verbal», destaca Jorge de Nicolás.

Según explica el SES, la sesión se establece entre el profesional que se conecta desde su equipo y el paciente que lo hace con su teléfono móvil a través de una aplicación (app) que se tiene que descargar desde la 'store' correspondiente. Para eso, el móvil tiene que tener el sistema operativo Android 6.0 o superior o iOs 9 o superior y conexión a internet de alta velocidad (al menos 4 Mb/s).

El acceso del profesional a la sesión se realiza desde el portal de Jara Salud Pública, seleccionando el paciente de la consulta y pulsando en el botón de videoconsulta para iniciar la sesión. El acceso del paciente, continúa la explicación el SES, se realiza desde la app de CSOnline (centro de salud 'online'). Al entrar en ella se solicita la autenticación del paciente y en la pantalla inicial de la app hay que pulsar sobre el icono de videoconsulta y, por último, pulsar en entrar sobre la consulta activa deseada.

Además de en esos nueve centros de salud de Cáceres, Mérida y Don Benito, donde se está desarrollando el programa piloto, la videoconsulta ya está implementada en las unidades de cuidados paliativos de las ocho áreas de salud, con los que arrancó la herramienta hace ya más de un año, en junio de 2018. Desde el pasado enero su implantación ha comenzado en el ámbito de la Atención Primaria, donde ahora tiene que seguir extendiéndose.

Temas

Ses