El Consejo de Gobierno remite a la Asamblea la primera ley de la legislatura

Isabel Gil Rosiña, portavoz de la Junta de Extremadura. :: BRÍGIDO/
Isabel Gil Rosiña, portavoz de la Junta de Extremadura. :: BRÍGIDO

La norma regula la actividad del voluntariado en la región para fomentar la participación y consolidar derechos y deberes

Juan Soriano
JUAN SORIANO

La Junta de Extremadura remite a la Asamblea para su tramitación la Ley del Voluntariado, la primera de la nueva legislatura.

El Consejo de Gobierno aprobó ayer este proyecto, con el que se pretende adaptar la regulación existente en materia del voluntariado en Extremadura a las exigencias del nuevo marco normativo nacional.

Esta norma se lleva trabajando desde la pasada legislatura con agentes sociales y grupos políticos, pero no dio tiempo a que se tramitara antes de las elecciones. Hace más de dos años que se expuso al público, en agosto de 2017.

En la actualidad hay más de 20.000 voluntarios en la región que participan en 140 organizaciones

Entre otras novedades, plantea la consideración de persona voluntaria para los menores de edad; la acreditación de las personas voluntarias para que puedan ser identificadas en el desarrollo de su labor; las nuevas formas de voluntariado no presencial a través de las tecnologías de la información y comunicación y la formación continua y el reconocimiento de los servicios de la acción voluntaria.

Asimismo, recoge los derechos y deberes de los destinatarios de la actividad voluntaria; la creación de un catálogo de actividades voluntarias y la relación de las personas voluntarias con las entidades en las que participan.

El Gobierno regional señala que la primera regulación en esta materia en la región se produjo en 1998 con la Ley del Voluntariado Social en Extremadura. Tras la aprobación de una nueva ley nacional en 2015, considera necesaria una nueva norma autonómica en la que se sientan acogidas todo tipo de entidades.

La portavoz regional, Isabel Gil Rosiña, señaló que en la actualidad hay más de 20.000 voluntarios en la región que colaboran con alrededor de 140 organizaciones.

Ayudas a la investigación

Además de este asunto, el Consejo de Gobierno aprobó ayer la convocatoria de subvenciones para el fomento de la contratación de personal de apoyo a la investigación, para el ejercicio 2019-2020, con una dotación de cuatro millones de euros.

Podrán ser beneficiarios de estas ayudas la Universidad de Extremadura, los centros públicos y privados de I+D+i y las fundaciones públicas que actúen como gestoras de las actividades de investigación de los centros adscritos a la Junta que realicen actividades de investigación. Gil Rosiña apuntó que se espera generar 98 puestos de trabajo de personas jóvenes con una duración de 18 meses.

Asimismo, se dio luz verde a la convocatoria de subvenciones destinadas a proyectos de comercio electrónico y nuevas tecnologías por parte de empresas de la región. Cuenta con un presupuesto de 1.822.000 euros, cofinanciado por el Feder en un 80%.

Por último, se autorizó la convocatoria de subvenciones para la conciliación de la vida familiar, personal y laboral con una dotación de un millón de euros. Incluye las ayudas para la contratación y el mantenimiento de los contratos de personas empleadas de hogar.