Los clubes de fútbol base se movilizan por la subida del precio del seguro

Reunión de los clubes de fútbol base ayer en Badajoz./J. V. Arnelas
Reunión de los clubes de fútbol base ayer en Badajoz. / J. V. Arnelas

Denuncian un incremento del 60% de la tarifa que paga cada niño y además se quejan porque se ha anunciado en pleno verano

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

Muchas familias de niños aficionados al fútbol se llevarán una sorpresa desagradable cuando los menores vuelvan a los entrenamientos en septiembre. Sus clubes les comunicarán que el precio que pagaron en junio para que sus hijos practicasen este deporte el próximo curso no es suficiente. Esto se debe a que la Mutualidad de Futbolistas, la aseguradora que cubre la asistencia en esta disciplina, ha anunciado una subida de precios. Los clubes del fútbol base están indignados y se están movilizando contra esta medida.

Ayer, en Badajoz, se celebró una reunión con representantes de una docena de clubes, la mayoría de la capital pacense, aunque su objetivo es hacer llegar sus reclamaciones a todos los equipos de la región para que se sumen a las protestas.

Tras el encuentro firmaron un comunicado. En el mismo piden una solución, y no descartan que los niños no participen en los Judex (Juegos del Deportivos Extremeños) si no les dan alternativas. Exigen una reunión con el presidente de la Federación Extremeña de Fútbol y anuncian que estudiarán la posibilidad de asegurar a los niños a través de otro sistema.

«Cuando ya tenemos el presupuesto del próximo año, esto nos destroza. Quieren que el fútbol base solo lo puede practicar la élite», denuncia Jesús González, responsable del Club Santa Isabel de Badajoz.

González, uno de los promotores de las protestas, detalla que un niño que practica el fútbol base pasará de pagar 23 euros al año a 38 por la cobertura de su seguro. En realidad son 44 euros lo que cuesta, pero 6 por cada menor están subvencionados por la Junta de Extremadura a través de los Judex. «Supone una subida del 60% en un año y además nos avisan en julio cuando todo ha quedado cerrado». Además, añade, la cuota de seguro que pagaban los entrenadores y monitores ha pasado de 10 a 72 euros.

Por su parte, el director deportivo del Benfica en Badajoz, Jesús María Fernández, destaca que es un golpe. «Para un club humilde como nosotros es mucho. Tenemos 200 niños y puede suponer 3.000 o 4.000 euros que no podemos asumir».

El seguro se paga a la Mutualidad de Futbolistas, responsable de la cobertura de estos deportistas. En Extremadura hay una comisión regional que gestiona este servicio, que es independiente de la Federación Extremeña de Fútbol. Samuel Holgado, representante legal de la comisión extremeña, justifica que la subida se debe a un proceso nacional, es decir, a una decisión que se ha tomado en Madrid.

La Mutualidad de Futbolistas defiende que es un precio impuesto desde Madrid y que las coberturas son buenas

«Esa cantidad se impone desde Madrid. El consejo nacional de la Mutualidad de Futbolistas establece una tabla de precios para cada comunidad en función de los siniestros y del número de fichas que cada uno tenga», explica Holgado. De hecho, añade este abogado, la Dirección General de Seguros, que depende del Ministerio de Economía, realiza una recomendación al consejo nacional de la Mutualidad y éste establece las tablas.

Detrás, la Operación Soule

Holgado explica que siempre se ha realizado así, pero que antes existía cierta flexibilidad. El año pasado, a raíz la Operación Soule (por presunta corrupción en la Federación Española de Fútbol), la Mutualidad pasó a estar bajo inspección y renovar su cúpula. Esto ha provocado la revisión que ha supuesto una subida de los precios en Extremadura. El representante de la comisión regional de estos seguros añade, además, que hay que tener en cuenta que las coberturas que reciben los niños que practican fútbol en Extremadura son muy buenas. «De las mejores del país con radiografías inmediatas, operaciones en cuanto es necesario, etc...».

La semana pasada la Mutualidad tuvo una reunión con los representantes de los clubes de fútbol para explicarles estos detalles, pero sus argumentos no convencieron a los que se están movilizando. Apuntan a que la subida es excesiva y repentina y que no se justifica porque las coberturas no han cambiado.

«Para un club humilde es mucho dinero e incluso puede haber niños que dejen de practicar fútbol por la subida de precios», afirma Jesús González, del Santa Isabel.

Jesús Martínez, presidente del Rayo Vallecano de Badajoz, califica la subida como desproporcionada. «Estamos hablando de un 60% más. Ahora tenemos que decirle a los padres, al volver de vacaciones, que no hay suficiente para asumir los seguros». Otro cambio este año es que las familias deben abonar directamente el dinero a la mutua. Es decir, ya no lo gestionará el club sino que deberían ingresar los 38 euros por cada niño.

El director deportivo del Benfica destaca que puede ser un problema para los Judex. «Estamos hablando de fútbol base. Un alevín debe pagar la ropa, la ficha, los monitores y ya no tenemos tanta ayuda, no hay apenas patrocinadores y ahora, además, el seguro», añade. «No entendemos esa subida», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos