El cierre de las playas de Caparica ya se nota en las agencias de viajes

Isaac, de Marwan Viajes, ofreciendo a un cliente un viaje a la Costa de Caparica. :: J. V. arnelas/
Isaac, de Marwan Viajes, ofreciendo a un cliente un viaje a la Costa de Caparica. :: J. V. arnelas

El Ayuntamiento de Almada asegura que no será un problema porque la actuación se realizará en tramos para no perjudicar a los turistas

THAMIRIS MITTERBADAJOZ.

La reposición de arena obligará al cierre por tramos de las playas de Caparica durante el mes de agosto. Los negocios portugueses que hay en la zona se verán afectados, pero no serán los únicos. Las agencias de viajes pacenses ya se han visto perjudicadas.

Muchos turistas que estaban planeando escapadas a la Costa de Caparica, han optado por otros destinos en el último momento. Sin la publicación de las fechas de cierre de las playas no pueden organizar sus vacaciones a la zona, por lo que prefieren irse a otros lugares.

Conchi Fernández, que trabaja en Marwan Viajes, afirma que los clientes que se han enterado de la noticia han preferido no reservar viajes a esa zona y han cambiado sus vacaciones a Cascais, por ejemplo.

Las intervenciones en cada playa serán puntuales y durarán entre tres y cinco días

Lo mismo ha ocurrido en BadaTravel, donde trabaja Silvia Sánchez. En su caso algunos clientes han optado por pasar sus vacaciones en Setúbal.

Carlos Rodríguez, que se encarga de Viajes Guadiana S.A., explica que hasta el momento no tenían reservas para la costa portuguesa. Pero sabe que a partir de ahora se inclinarán más por otros sitios donde no tengan la preocupación de encontrarse con obras o playas cerradas.

Sin embargo, desde el Ayuntamiento de Almada, la localidad a la que pertenecen las playas de Caparica, se transmite tranquilidad a los visitantes. Jorge Simões, que trabaja en la Cámara Municipal de la región, asegura que «todo se mantendrá normal». Añade que «las obras se han llevado a cabo en otras ocasiones y no han supuesto ningún problema».

La erosión costera obliga a la reposición periódica de arena, que en este caso supondrá el traslado de un millón de metros cúbicos desde el canal Sur, en la entrada del estuario del Tajo, a las playas de Caparica, de acuerdo con las necesidades de cada tramo. La inversión es de 6,3 millones de euros, financiada por fondos europeos.

El arreglo estaba anunciado para el mes de mayo, pero no pudo ponerse en marcha por faltar el visto bueno del Tribunal de Cuentas. En cuanto llegue la autorización, prevista para finales de este mes y principios de agosto, empezarán las labores.

Caparica cuenta con decenas de kilómetros de costa y más de 20 playas cercanas unas a las otras, como son las de Sirena, Rainha, São João, Morena, Castelo y Cova do Vapor.

Está previsto que los trabajos empiecen por las playas Nova y da Saúde, seguidas por los arenales de Tarquínio-Paraíso. Pero todavía no han publicado el calendario oficial.

Las intervenciones en cada una de ellas serán puntuales y durarán entre tres y cinco días. De esta forma, los visitantes no se verán perjudicados y podrán acceder a las demás zonas que no estén en obras.

El plazo para concluir la intervención ronda los 30 días, pero podría prolongarse hasta los 45.

La época para realizar la reposición a lo largo de casi cuatro kilómetros de costa no es la más idónea, ya que la zona es una de las más buscadas por millones de personas que están de vacaciones y desean disfrutar del litoral. Pero la Agencia Portuguesa de Ambiente (APA) asegura que estos trabajos deben realizarse durante el verano, porque las condiciones marítimas de esta estación son las más favorables.

El presidente de la Junta de Freguesia de Caparica, José Ricardo Martins, afirma se trata de una labor urgente para evitar lo que ocurrió hace cinco años. Entonces, la marea sobrepasó la pared que separa la playa de la vía pública. Añade que lo ideal sería realizarlo cada tres años, pero los fondos comunitarios no permiten hacerlo.

El último año en el que se llevaron a cabo trabajos similares fue en 2014. La restitución empezó a finales de junio, recuerda la Cámara Municipal de Almada, y finalizaron el 20 de agosto, una semana antes de lo que tenían planeado.

La playa de São João fue la última en reabrirse y durante esa intervención también repusieron un millón de metros cúbicos de arena con un coste total de cinco millones de euros, proveniente de fondos comunitarios.

Durante el período de intervenciones de este año será posible conocer, mediante el aplicación de la APA (Info Praia), el calendario de las reposiciones. En ese lugar se indicará qué playas estarán en obras y el tiempo que se mantendrán cerradas.