Los certámenes de reinas y damas empiezan a desaparecer en los pueblos

Imagen de archivo de la elección de reina y damas en Miajadas. :: hoy/
Imagen de archivo de la elección de reina y damas en Miajadas. :: hoy

Llerena, Miajadas y Carcaboso han suprimido el concurso y se ha creado una polémica entre los que defienden la tradición y los que la ven machista

Álvaro Rubio
ÁLVARO RUBIOCáceres

Los certámenes de belleza en los municipios de Extremadura están en crisis. A la marcha de jóvenes a las grandes ciudades y el descenso de participación en este tipo de iniciativas, se suman ahora los ayuntamientos que han acabado con la elección de las más guapas del pueblo con motivo de las fiestas. Eliminan lo que se conoce en esta tierra como concursos de reinas y damas, una medida que ya tiene defensores y detractores. Para unos es una iniciativa machista de otros tiempos y para otros es simplemente una tradición más.

El primer ayuntamiento que ha puesto fin a estos certámenes es el de Llerena, que ha eliminado la gala de reina y damas para sus fiestas patronales. Esa medida la propuso en 2018 la comisión local de coordinación policial para asuntos de violencia de genero y este verano ya es una realidad.

Ese consistorio lo ha decidido así porque considera que deben trabajar «por la no cosificación de las mujeres y la no hipersexualización de las niñas». Dicen que «buscan proteger a las jóvenes de la necesidad compulsiva de agradar y de ser exhibidas y valoradas en base al ideal de belleza impuesto». Sustituirán esos nombramientos por reconocer a los alumnos con mejores expedientes académicos.

La decisión ha generado polémica y en el Consistorio llerenense son conscientes de que hay vecinos que se quejan de que acaben con una actividad que lleva celebrándose más de medio siglo. Aunque algunos aplauden la medida, les critican que no se haya contado con los ciudadanos para tomar esa decisión. Desde el PP de Llerena entienden que se dé a las mujeres un papel relevante sin cosificar ni discriminar su imagen por cuestión de género, pero se quejan de que no hayan hecho ninguna consulta a los llerenenses. Matizan que se han tenido que enterar de esta decisión una vez elaborado y publicado el programa oficial de las fiestas.

La polémica también ha llegado a la provincia de Cáceres. En concreto a la localidad de Miajadas. Allí la comisión de festejos ha eliminado este tradicional concurso. En este caso la decisión se ha tomado de manera unánime, con todos los partidos políticos, tal y como afirma la concejala de Festejos y Juventud, Gloria Esteban.

En localidades como Zafra no solo eligen a mujeres, sino que también premian a los hombres

En Carcaboso, un municipio situado a 14 kilómetros de Plasencia, se eliminó dicho certamen hace tres años. Hasta 2016 elegían a sus reinas y damas en las fiestas de San Jovita, que se celebran en septiembre. Sin embargo el anterior equipo de Gobierno, con Lorena Rodríguez (Extremeños) al frente, decidió suprimir esas figuras y cambiarlas por las de moza y mozo, dos jóvenes que acompañaban a la persona que daba el pregón. Les premiaban las asociaciones de la localidad no por su belleza, sino porque habían destacado en el pueblo por otras razones como los estudios o sus gestos solidarios.

La nueva alcaldesa de Carcaboso, la socialista María Fe Plata, ha optado por eliminar también esos reconocimientos y premiarán en su lugar al alumno de Educación Primaria con mejor expediente académico en la asignatura de inglés. Este año le entregarán una placa y el próximo le becarán con una estancia en Londres.

Algo similar le hubiera gustado hacer al alcalde de Torrejoncillo, Ricardo Rodrigo. Sin embargo, las asociaciones de este pueblo cacereño han decidido seguir celebrando el concurso con el que eligen a una reina y cuatro damas en sus fiestas de agosto. «Históricamente una comisión formada por colectivos y asociaciones planteaban candidatas. Sin embargo, hace dos años las seleccionadas renunciaron y no se celebró el certamen», explica Ricardo.

En Torrejoncillo una comisión selecciona a las ganadoras y 33 chicas han rechazado optar al galardón

Así cuenta cómo empezó a decaer el certamen. En 2018, desde esa comisión y el equipo de Gobierno pusieron en marcha un sistema para que las jóvenes de entre 18 y 23 años pudieran renunciar a dicho título si así lo querían. Para ello tenían que hacerlo expresamente en la casa de cultura de la localidad torrejoncillana. Este año han optado por hacer lo mismo y 33 han rechazado optar a reina y damas. La elección la han hecho entre 37.

«Yo planteé suprimir el certamen y destinar el presupuesto que invertimos normalmente, unos 1.200 euros, a becas de estudios para los dos mejores expedientes de Educación Secundaria Obligatoria. Lo votamos en la comisión que integran las asociaciones y dijeron que querían seguir manteniendo la tradición», lamenta el alcalde, quien añade que «a la mujer hay que valorarla más allá de la belleza y la sociedad está demandando cambios».

Alude a que existen poblaciones donde además de elegir a la más guapa también se premia a los hombres. «En una pedanía de Torrejoncillo, en Valdencín, sí se elige míster, pero creo que eso es una forma de maquillar una tradición trasnochada en la que se valora a las personas solo por el físico».

«Le gusta a la mayoría»

Precisamente en Zafra, una de las localidades donde este certamen lleva celebrándose más tiempo, incluyeron a hombres hace dos años. Desde 2017 hay un míster y cada corte de honor la forman dos damas y un caballero. El equipo del alcalde José Carlos Contreras (PSOE) lo hizo con el objetivo de que fuera igualitario y adaptar las tradiciones a los nuevos tiempos. De hecho, así lo puso de manifiesto el pasado año en su pregón. «Hay parte de la sociedad que quiere acabar con estos actos, pero yo soy de los que no me gusta prohibir nada, ¿por qué deberíamos prohibir algo que le gusta a la mayoría?», dijo ante las críticas recibidas por el colectivo Zafra Violeta, que mostró su desacuerdo con esta tradición y tildó la práctica de «machista e impropia del siglo XXI».

Este año el Consistorio de Zafra ya ha abierto el plazo para inscribirse al concurso, algo que no sucederá en varios puntos de España. Y es que la supresión de estos certámenes no solo ha llegado a Extremadura. En el Ayuntamiento de Quesada (Jaén) sus fiestas tampoco tendrán reina y damas. En Dúrcal (Granada) pasará lo mismo. En su lugar, harán un reconocimiento a dos personas del municipio, un chico y una chica mayores de 16 años, que destaquen por su trayectoria académica, deportiva, artística o solidaria.