Los centros educativos exponen medidas contra el abandono escolar

Los centros educativos exponen medidas contra el abandono escolar

El programa busca abrir los centros educativos a la comunidad, al barrio y permite conectar con las políticas sociales y luchar contra la exclusión social

EFE

Docentes, familias y asociaciones de una veintena de Centros de Atención Educativa Preferente de Extremadura han participado este miércoles en Mérida en un encuentro para poner en común algunas de sus experiencias y proyectos para la lucha contra el abandono escolar temprano.

La consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez; el secretario general de Empleo, Javier Luna; y el secretario general de Educación, Rafael Rodríguez de la Cruz; han asistido a estas jornadas técnicas del Programa CAEP Ítaca, que comenzó en 24 centros de la región el mes de octubre.

Según ha explicado la Junta de Extremadura en una nota, es un nuevo programa en el que se trabaja también con la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales, y su objetivo es prevenir el abandono escolar temprano y contribuir a la disminución del fracaso escolar.

«Se trata de que cada centro exponga algunas de sus experiencias relevantes, que están dando muy buenos resultados», ha explicado Rafael Rodríguez de la Cruz en estas jornadas en las que participan un centenar de personas.

Entre las experiencias que se expondrán están la formación de las familias del barrio de San Lázaro, de Mérida, que se desarrolla en el CEIP Antonio Machado, en el que se hacen tertulias literarias; el programa de fomento de la igualdad de oportunidades, que se lleva a cabo en CEIP Gabriel y Galán, de Cáceres; o el proyecto de desayuno saludable con las familias de la barriada en la que se ubica el CEIP Nuestra Señora de Fátima, de Badajoz, entre otros.

Para este nuevo programa, integrado en el Proyecto Ítaca, la Consejería de Educación y Empleo ha contratado a 25 profesores y profesoras técnicos de servicios a la Comunidad.

Este nuevo programa propicia una intervención integral y colaborativa en la que participa toda la comunidad educativa, desde el barrio a agentes sociales y organizaciones que puedan tener alguna relación con el entorno de los niños y niñas y con sus familias.

Asimismo, busca abrir los centros educativos a la comunidad, al barrio y permite conectar con las políticas sociales y luchar contra la exclusión social, buscar la integración intercultural, para poder intervenir en el problema del fracaso escolar desde una perspectiva integral.

De esta forma, poniendo al centro educativo en el eje central se posibilita que las familias conozcan y se beneficien de las políticas sociales y formativas que ofrecen las diferentes administraciones.

En los 24 Centros de Atención Educativa Preferente que existen en la región hay matriculados 6.500 estudiantes, 18 son de Educación Infantil y Primaria y 6 de Secundaria.