Ceclavín ya tiene puerto

Un crucero de Barcos del Tajo atraviesa los Canchos de Ramiro, en el río Alagón. :: HOY/
Un crucero de Barcos del Tajo atraviesa los Canchos de Ramiro, en el río Alagón. :: HOY

Comienzan los cruceros a los Canchos de Ramiro y de los Templarios

J. R. ALONSO DE LA TORRE CÁCERES.

Ceclavín ya tiene puerto y barco de cruceros. Unos metros más abajo de las famosas aguas salutíferas de la Huerta de la Barca y del restaurante La Cabaña, famoso por sus vistas, sus natillas de crema tostada, su chanfaina y sus chuletas de cordero, y a un paso del puente que cruza el Alagón para unir Ceclavín con Zarza la Mayor, se instalaron el pasado martes unos pantalanes provisionales de donde zarpará todos los fines de semana y festivos y los días de diario previa demanda, hasta el 15 de enero, un barco que surcará el río Alagón, en una de las rutas fluviales más bellas de Europa, desde Ceclavín hasta los Canchos de Ramiro, río arriba, en Cachorrilla.

En un viaje de más de dos horas, 55 pasajeros podrán admirar las buitreras formidables, las peñas escarpadas, los desfiladeros magníficos y un paisaje silencioso e impresionante que acaba en esas puertas fluviales que son los dos Canchos de Ramiro. El permiso para navegar, entre el 1 de agosto y el 31 de enero, no es un capricho, sino que obedece a la necesidad de no molestar a las aves durante su periodo de nidificación.

Durante la navegación, silenciosa y con continuos avisos a los pasajeros para que no hagan ruido, las guías explicarán las curiosidades de interés de la zona y se podrá conocer la calidad del aceite Oleosetín de Sierra de Gata y de los mejores quesos de la Raya: tanto de la Beira portuguesa como de la comarca de Acehúche.

El crucero de la empresa Barcos del Tajo, que dirige Rafael Pintado, partía hasta ahora de Alcántara, pero ir y venir a los Canchos de Ramiro a una velocidad razonable para no hacer ruido exigía más de seis horas de navegación y era demasiado tiempo. Ahora, con el permiso para partir desde Ceclavín, el tiempo de viaje se acorta razonablemente. El precio del billete será de 20 euros para los adultos, 16 euros para sénior e infantil y 17 y 14 euros respectivamente para grupos. Se puede reservar en el teléfono 680554146 de 9 a 21 horas y en la web barcodeltajo.com.

La apuesta de Rafael Pintado por el turismo fluvial sostenible en el Tajo es uno de los empeños más interesantes que ha conocido Extremadura en el campo del llamado turismo de la experiencia, que no es otra cosa que viajar pasándoselo bien, conociendo maravillas que no dejan indiferente y dando vida a comarcas apagadas que esperan iniciativas como esta para encenderse y brillar mostrando al mundo su belleza escondida.

Uno de los valores de esta iniciativa es que crea empleo en el territorio. Es decir, manejar un barco en esta tierra tan alejada del mar parecía una trabajo para marineros vascos, gallegos o andaluces con experiencia. Lo que ha hecho Rafael Pintado es procurar que los trabajadores de sus barcos sean de la tierra. Para ello, se ha realizado un curso de Patrón Portuario en Alcántara que han superado 15 alumnos. De ellos, cuatro han sido contratados por Barcos del Tajo y se ha creado una bolsa de empleo de patrones portuarios extremeños a la que se recurre para cubrir bajas y vacaciones. También son de la región las pedagógicas guías de los barcos, de las que ya les hemos hablado en esta página.

Entre los patrones y las guías, se encargan de que los cruceros fluviales de Cedillo a Castelo Branco y por el Tajo internacional, de Serradilla a Monfragüe o de Ceclavín a los Canchos de Ramiro sean un éxito. El último proyecto es la Ruta de los Templarios, que incluye crucero desde Ceclavín y bus gratuito puesto por la cámara municipal de Idanha-a-Nova para conocer Monsanto, Idanha-a-Velha y Penha Garcia. La Raya y el Tajo como perlas turísticas de Extremadura.

 

Fotos

Vídeos