Casado apoya la candidatura de Monago y ratifica a Nevado y Fragoso para alcaldes

De izquierda a derecha, Laureano León, Elena Nevado, Pablo Casado, José Antonio Monago y Francisco Javier Fragoso. :: armando méndez /
De izquierda a derecha, Laureano León, Elena Nevado, Pablo Casado, José Antonio Monago y Francisco Javier Fragoso. :: armando méndez

El presidente nacional del PP confía en que Extremadura «recupere la ilusión» con el proyecto de su partido

María José Torrejón
MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, hizo ayer escala en Cáceres para presentar a José Antonio Monago como candidato a la presidencia de la Junta de Extremadura y para ratificar a Elena Nevado y Francisco Javier Fragoso como aspirantes a alcaldes de Cáceres y Badajoz respectivamente de cara a las elecciones municipales y autonómicas del próximo año.

Quienes llegaron con la hora pegada al Complejo Aralia (situado en la carretera de Salamanca) se quedaron sin sitio. Las 375 sillas desplegadas en los salones del recinto se ocuparon pronto y a más de uno le tocó quedarse de pie para seguir el acto. La de ayer fue la primera visita a Cáceres de Casado desde su elección como presidente nacional de los populares y la expectación estaba servida. «Ya vienen, ya vienen», le comentaba Luis Alfonso Hernández Carrón, que fue consejero de Sanidad durante la legislatura Monago (2011-2015), a Alberto Casero, alcalde de Trujillo, y a la diputada popular Francisca Rosa, sentados en las primeras filas.

Más información

A la una menos diez de la tarde, 20 minutos después de lo previsto, realizaron su entrada Casado y Monago, con la versión rockera del himno del PP como banda sonora y con los gritos de «¡Presidente, presidente!» como telón de fondo. Llegaron también entonces las primeras fotografías. Situados sobre una plataforma semicircular, posaron primero Casado y Monago. Después se añadió Laureano León, presidente del PP en la provincia de Cáceres, cuya intervención también estaba anunciada. Y, por último, Pablo Casado invitó a sumarse a la instantánea a los alcaldes de Cáceres y Badajoz, Elena Nevado y Francisco Javier Fragoso. Fue toda una declaración de intenciones del líder del PP.

«Lo habéis hecho bien»

Aunque no fue una proclamación oficial, Casado ratificó ayer a Nevado y Fragoso como candidatos a las alcaldías de Cáceres y Badajoz de cara a las elecciones municipales del próximo mes de mayo. «Queremos apostar por los que lo habéis hecho bien, por aquellos que ya tuvisteis la confianza mayoritaria de vuestros vecinos en una legislatura complicada», dijo al tiempo que recordó que en las últimas elecciones municipales hubo una «tormenta perfecta» en la que muchos gobiernos autonómicos y muchas ciudades «acabaron en manos de la izquierda» a través de los pactos.

«Fran es una referencia de gobierno a nivel nacional», apuntó Casado sobre el primer edil pacense. «Y Elena lo es también», apostilló mientras recordó su etapa al frente del grupo de ciudades Patrimonio de la Humanidad, al que Cáceres pertenece. El presidente popular también tuvo unas palabras para Miguel Celdrán, presidente de honor del partido en Extremadura, presente en el encuentro.

Pero ayer fue, sobre todo, el día de José Antonio Monago. «He ganado con el tiempo; hay quien empeora», dijo en tono informal el candidato a la Junta tras verse en el vídeo que precedió a su intervención. Sin atril, con micrófono inalámbrico, Monago centró su discurso en criticar la gestión del gobierno socialista de Guillermo Fernández Vara. «Si fuera el panel de un avión, tendría todas las luces en rojo», dijo en referencia a la situación actual de Extremadura. «El remedio de los socialistas es el padre nuestro», añadió. Apostó a continuación por recuperar derechos, mostró su oposición frontal al posible cierre de la central de Almaraz e hizo un repaso por los logros que alcanzó cuando fue presidente de la región.

«Extremadura está a punto de llegar a un punto de no retorno, con una deuda de casi 5.000 millones de euros y con un proceso imparable de emigración de los jóvenes y de envejecimiento de la población», describió. «Hay gente que quiere tirar de esta tierra; solo hay que acompañarlos y decirles la verdad de las cosas y no dibujarles castillos de Walt Disney», dijo en referencia al proyecto que la empresa Cora Alpha tiene para Castilblanco (con una inversión de 3.000 millones de euros para crear hoteles, casinos y parques de atracciones) con el que se mostró muy escéptico. «Guillermo, no te lo crees tú eso... En un pantano, a 40 grados en agosto...», espetó Monago al presidente regional.

Pablo Casado confía en que Extremadura «recupere la ilusión» con el proyecto de José Antonio Monago «porque se lo ha currado» y porque «tiene un buen equipo y grandes ideas», subrayó. «Estás en plena forma», le dijo. Y, además, se refirió al tren de alta velocidad. «Cuando tú gobiernes en la Junta de Extremadura y cuando yo gobierne en el gobierno de España conseguiremos que la alta velocidad ferroviaria llegue a Extremadura», prometió el líder del PP durante su visita a la capital cacereña.

 

Fotos

Vídeos