De casa al hospital con 'YayoCar'

Los alumnos Justo García de Paredes y Francisco Javier Rojo junto al profesor Pedro Clemente, director de la Cátedra Telefónica de la UEx../A. M.
Los alumnos Justo García de Paredes y Francisco Javier Rojo junto al profesor Pedro Clemente, director de la Cátedra Telefónica de la UEx.. / A. M.

Dos extremeños de 21 años inventan una aplicación para que personas mayores, sobre todo del medio rural, compartan coche para acudir a consultas médicas

Álvaro Rubio
ÁLVARO RUBIOCáceres

Hace una década que se puso en práctica la idea de conectar a través de Internet a personas que desean viajar juntas. Surgió en Francia y ya se ha extendido por más de una veintena de países. En ellos utilizan la aplicación Blablacar y la mayoría de sus usuarios son jóvenes. Conocen gente y ahorran dinero en sus desplazamientos, dos aspectos que los extremeños Francisco Javier Rojo, de Valverde del Fresno, y Justo García de Paredes, de Medellín, también quieren que lleguen a la tercera edad. Para ello han creado 'YayoCar'.

A sus 21 años estos dos estudiantes de Ingeniería de Software de la Escuela Politécnica de Cáceres han ideado una aplicación que permite a las personas mayores compartir coche con el objetivo de acudir a sus citas médicas.

El proyecto quiere poner en contacto a ancianos de localidades cercanas que se tengan que desplazar desde su casa a los centros de salud de diferentes municipios. El usuario puede ofrecer un viaje añadiendo el punto de partida, el destino, el horario y el número deseado de acompañantes. De el mismo modo, también puede solicitarlo dependiendo de sus necesidades.

«Además de facilitar el desplazamiento esta idea busca acabar con la soledad que muchas veces padecen las personas mayores ya que la gente de su edad está en residencias o vive en la ciudad con los hijos», explica Francisco Javier. «Queremos que se creen relaciones sociales que vayan más allá de un simple viaje», añade.

La nueva aplicación también quiere combatir la soledad entre la población de más de 65 años

Así pretenden luchar contra los porcentajes que ponen de manifiesto el problema al que se enfrentan algunas personas con más de 65 años en Extremadura. En esta región, los ciudadanos de esa edad que viven solos superan por poco el 20%, según la estadística del padrón continuo a 1 de enero de 2018.

Sin embargo, esta aplicación cuenta con un inconveniente: su uso entre una población que no ha nacido con este tipo de tecnologías. En España, solo un 16% de los mayores de 65 a 74 años ha tenido contacto con Internet, según una encuesta del Instituto Nacional de Estadística. «Para que eso no sea un impedimento, al principio deberían ser los hijos quienes anuncien en la aplicación los viajes para sus padres, hasta que los verdaderos usuarios sean los ancianos», destacan los creadores de esta idea que nació en el marco del 'HackforGood'.

Se trata de una actividad organizada por la Cátedra Telefónica de la Universidad de Extremadura que se celebró los días 21, 22 y 23 de marzo. Es un encuentro que tiene lugar en diez ciudades de España a la vez durante 48 horas. En él universitarios desarrollan soluciones tecnológicas para dar respuesta a retos sociales planteados por diferentes oenegés, fundaciones, instituciones y universidades.

La aplicación 'YayoCar' obtuvo el primer premio en la sede de Cáceres y sus creadores fueron galardonados con 1.000 euros.

El segundo fue para 'Remembranza Pills', una aplicación destinada a personas mayores que ayuda a recordar la toma de medicamentos gracias a un asistente de voz. En tercer lugar quedó 'Virtual Layer Dynamic Mapping', un sistema de navegación que utiliza realidad virtual.

Próximamente, Francisco Javier y Justo participarán en la fase nacional de la competición 'HackforGood'. Para ello ya están pensando en mejoras para su aplicación. Una vez que finalice el certamen se plantearán el futuro y la viabilidad del nuevo producto. «La idea es que esté completo algún día, pero para eso hay que buscar antes el modelo de negocio con el que pudiese funcionar», concluyen los dos jóvenes.