La carretera EX-100 ya es la N-523

Kilómetro 21 de la N-523, nueva denominación de la vía que une las dos capitales provinciales extremeñas. :: jorge rey/
Kilómetro 21 de la N-523, nueva denominación de la vía que une las dos capitales provinciales extremeñas. :: jorge rey

La señalización con el nuevo nombre de la carretera que une Badajoz y Cáceres ya se ha completado hasta la mitad del recorrido

A.A.CÁCERES.

Está por ver si la señalética le gana la partida a la tradición. O sea, si el común de los ciudadanos se referirá a la carretera que une las dos capitales de provincia extremeñas como la EX-100, que es el nombre que ha tenido en los últimos años, o si la llamará N-523, que es su nueva denominación oficial, la que ya se puede ver a pie de asfalto. Un nombre, por otro lado, que ya tuvo antes de llamarse EX-100. Hay una tercera vía, también con un buen número de papeletas para resultar vencedora en la disputa nominativa: que los usuarios se refieran a este trazado simplemente como la carretera Cáceres-Badajoz o al revés.

El pasado junio, responsables de la Junta de Extremadura y el Gobierno certificaron lo que ya se había acordado: el trasvase de esta carretera desde la administración autonómica hacia la central, en concreto al Ministerio de Fomento, que es el nuevo titular de la infraestructura. Y hace unas semanas comenzó el cambio de los hitos y señales que hay a lo largo del trazado.

Los trabajos se están desarrollando en estos días, y en la actualidad llegan hasta el kilómetro 38, en las cercanías de la localidad de Puebla de Obando. Es decir, cubren ya aproximadamente la mitad del recorrido entre las dos capitales. La vía en total comprende el tramo que va desde la conexión con la A-66 (Autovía de la Plata) hasta la A-5 (Autovía de Extremadura), incluyendo sus respectivos enlaces.

Hay que recordar que el cambio de dueño (de la Consejería de Economía e Infraestructuras al Ministerio) se considera un paso previo en el proceso que concluirá con la conversión de la carretera actual, con un único carril por sentido, en una autovía que acabará enlazando con la A-58 (Trujillo-Cáceres).