Candidatos extremeños hacia la parrilla electoral

Monago (centro), en la convención del PP de Sevilla celebrada el pasado fin de semana. HOY/
Monago (centro), en la convención del PP de Sevilla celebrada el pasado fin de semana. HOY

Quedan trece meses para las elecciones municipales y autónomicas y los principales partidos ya han activado su maquinaria electoral | El PSOE no hará pasar por primarias a sus alcaldes y en el PP gobernar un pueblo no asegura liderar una lista

J. López-Lago
J. LÓPEZ-LAGO

En el PP y el PSOE extremeños ya van haciendo marcas en el calendario para tener a punto su alineación electoral, la cual se conocerá en otoño. En Ciudadanos, por contra, afirman que hablarle a la gente de elecciones cuando queda más de un año es una falta de respeto, por eso esperarán a 2019 para dar a conocer sus listas de candidatos. En Podemos el pistoletazo de salida electoral es el próximo 21 con una asamblea en Mérida abierta a cualquier persona que tenga interés en conocer de primera mano cuál ha sido el trabajo de Podemos, así como el horizonte para Extremadura en 2019.

El 26 de mayo del próximo año coinciden elecciones municipales, autonómicas y europeas. Hace ya tiempo que cada acto, cada declaración, se interpreta en clave electoral y cualquier político, del municipio más grande al más pequeño, está valorando qué opciones tiene, primero dentro de su partido, y luego ante sus vecinos, en las elecciones que se celebrarán en apenas un año.

En la cocina de cada formación política hay novedades para afrontar los próximos comicios. En el PSOE, que en Extremadura ha tenido aliados como Siex (Socialistas Independientes) o Regionalistas, se consultará a toda la militancia junto a qué partido o coalición concurrirán a la cita del 26M, una cuestión, igual que los pactos de gobierno, que ya no decide el comité regional (356 personas).

Los socialistas también aplicarán los nuevos estatutos, por los que no habrá primarias si un alcalde quiere ser candidato para intentar repetir mandato. De este modo alejan los tortuosos procesos de elecciones internas que sometieron el año pasado primero a Pedro Sánchez y después a Guillermo Fernández Vara, que tuvo que pugnar con compañeros por liderar su partido siendo presidente de la Junta de Extremadura.

«No doy fiabilidad a las encuestas y sí a que las mayorías absolutas han pasado al baúl de los recuerdos» Fernando Manzano Secretario general del PP

«No va a haber una gran revolución de nombres porque en 2015 ya renovamos el 47% de los candidatos» Marisol Mateos Secretaria de Organización PSOE

«Nuestros candidatos seguirán siendo gente anónima de la sociedad civil, algo que nos ha dado buen resultado» Cayetano Polo Portavoz de Ciudadanos

«Estamos en una fase de debate y luego decidiremos qué fórmula adoptamos como coalición o marca política» José Antonio González S. Gral. Municipalismo de Podemos

Se librarían por tanto de este proceso regidores como Antonio Rodríguez Osuna (Mérida), José Luis Quintana (Don Benito), Miguel Ángel Gallardo (Villanueva de la Serena) Raquel Medina (Navalmoral de la Mata) o Manuel José González (Olivenza), por citar algunos ejemplos.

Para los líderes locales socialistas que no gobiernen y les salga competencia dentro de su partido las primarias serían durante el verano.

En el caso de Ciudadanos solo habrá primarias para decidir el aspirante a la Junta de Extremadura y ésta o éste diseñará su propia lista, no como en 2015.

En cuanto a coaliciones, el secretario general de Podemos Extremadura, Álvaro Jaén, confirmó en marzo que su formación está en contacto con lo que él llama «fuerzas políticas hermanas», entre ellas IU, Equo y Extremeños, para concurrir juntos a las próximas elecciones. Desde la formación morada recalcan además que ellos van un paso más allá de las primarias y que su sistema de elección de candidatos son listas abiertas y elegidas por la gente. No obstante, recalcan que antes de señalar a las personas que abanderarán su proyecto se dedicarán a definir lo que denominan «propuesta de cambio real para Extremadura».

El secretario de municipalismo y sociedad civil de Podemos Extremadura, José Antonio González, afirma que ahora su partido tiene más inscritos, pero les falta organización en los territorios. Confluir con organizaciones como IU o Extremeños facilitará esta penetración, reconoce. «No obstante, estamos en una fase de diálogo y debate político y luego habrá que decidir qué fórmula jurídica adoptamos como coalición o marca política, ya que no queremos ser una sopa de siglas que confunda a la gente». Lo siguiente, dice, será el debate de las listas y el orden, un asunto que desearían estuviera resuelto antes de que acabe el año. «Si es en octubre, mejor que en diciembre», señala González.

El PP ya está en ello, pero debido a su estructura piramidal, dejará en manos de los 14 miembros de su comité de dirección los nombres de sus candidatos en las 50 poblaciones más grandes de Extremadura. Estas listas luego deberán ser aprobadas por diferentes órganos populares hasta ser refrendadas por el comité electoral de Génova.

En Ciudadanos solo el aspirante a la Junta se decidirá por primarias y esta vez hará su propia lista

El PP renovará el partido en Mérida y verá qué hace con el alcalde de Almendralejo, relacionado con la Púnica

En el PSOE se sienten en una posición más «confortable» que en 2015, cuando estaban en la oposición

Podemos da el pistoletazo de salida electoral con una asamblea el día 21 en Mérida para difundir sus logros

Las plazas 'calientes'

Dice la secretaria de organización del PSOE, Marisol Mateos, que ahora se sienten en una posición más «confortable» que en 2015, cuando afrontaron las elecciones desde las dificultades de la oposición. Los socialistas siguen teniendo el reto de conquistar las dos capitales de provincia, Badajoz y Cáceres, donde no gobiernan desde hace 23 y 7 años respectivamente. Sin embargo, Mateos no prevé un plan o esfuerzo especial en estos dos lugares. Tampoco considera necesaria una gran revolución de nombres porque en los comicios de 2015, dice, su partido ya renovó el 47% de los candidatos.

En el PP su secretario general, Fernando Manzano, ve al PSOE como principal adversario pues los datos lo han convencido de que en Extremadura es donde mejor resiste el bipartidismo.

Su formación está renovando ahora sus asambleas locales tras refrendar a sus presidentes autonómico y provinciales. En su análisis, no da fiabilidad a las encuestas que ponen a Ciudadanos casi al nivel de PP o PSOE y afirma que «las mayorías absolutas han pasado al baúl de los recuerdos, tanto a nivel municipal como autonómico».

Guillermo Fernández Vara hablando en un comité regional del PSOE el pasado 24 de febrero: HOY
Guillermo Fernández Vara hablando en un comité regional del PSOE el pasado 24 de febrero: HOY

Según Manzano, la coordinación preelectoral que está llevando a cabo exige a él y su equipo «un enorme esfuerzo pedagógico pueblo por pueblo». Una plaza importante en la que el PP perdió poder en 2015 es Mérida, donde el secretario general popular señala que habrá un cambio de estructura y buscarán un candidato que no sea el exalcalde Pedro Acedo, volcado en la política nacional.

La otra lista 'caliente' está en Almendralejo, donde gobierna José García Lobato, que ha tenido que declarar en sede judicial este año por su supuesta vinculación con la trama Púnica.

Si en el PSOE una novedad es que quien es alcalde no tendrá que someterse a primarias, Manzano ya adelanta que ser alcalde del PP hoy no garantiza que esa persona será candidato en mayo de 2019.

Cuestión de penetración

Tener una base sólida siempre facilita afrontar unas elecciones locales. Los socialistas se jactan de que siempre han podido presentar a unas elecciones municipales alguna lista con vecinos del pueblo en cada uno de los 388 municipios de la región. El PP ha crecido en este sentido y prácticamente abarca ya toda la comunidad, pero formaciones nuevas como Ciudadanos o Podemos no alcanzan los niveles de penetración en la región de los grandes partidos.

En Cs el número de municipios donde dispone de una estructura más o menos consolidada aún no llega ni a veinte . Según Cayetano Polo, su portavoz, «nuestros candidatos seguirán siendo gente anónima procedente de la sociedad civil, algo que nos ha dado buen resultado hasta ahora», opina. Desde este punto de vista, cree que no pasa nada por retrasar hasta bien entrado 2019 la elección de sus aspirantes a las alcaldías pues el nivel de conocimiento de estas personas no es algo que obsesione en la formación naranja. En su caso será el comité autonómico (seis personas) el que proponga estos candidatos que luego ratifica el comité nacional, ya que en el partido de Albert Rivera solo es obligatorio hacer primarias en agrupaciones con más de 400 afiliados y esta situación no se da en Extremadura, donde la cifra total ronda las 600 personas.

Cs sí hará primarias para presentarse a candidato a la Junta de Extremadura. Esta vez la novedad respecto a 2015 es el que el ganador hará su propia lista a la Asamblea con el fin de evitar un posible grupo de diputados no afines entre sí dentro de la misma formación.

Actos del PP en breve

En el PP dicen que van con un año de retraso debido a la repetición de elecciones generales el 26J de 2016. Tras el congreso regional y los provinciales de mayo (Cáceres) y junio (Badajoz) de 2017, el partido que lidera Monago está en plena renovación de sus asambleas locales. Su secretario general, Fernando Manzano, calcula que van por la mitad de esta tarea. Acaban de designar presidente en Trujillo y este mes toca Talayuela, Coria o Navalmoral de la Mata. En mayo serán renovadas las de Almendralejo, Zafra o Mérida.

Lo siguiente -dice- será analizar internamente cuáles son las mejores bazas en cada municipio, un trabajo interno que va a tener lugar en junio, adelanta Manzano. Pero no será hasta otoño cuando su partido organice un gran evento para proclamar a sus principales candidatos a las municipales. En cuanto a la lista para la Asamblea que liderará José Antonio Monago hay menos prisa. Manzano se conforma con darla a conocer un par de meses antes del 26M.

Esto no quiere decir que no sean necesarios actos para ir fijando el mensaje y activando a las bases. Antes del verano hay prevista una convención provincial en Badajoz del estilo a la que tuvo lugar en Cáceres el pasado mes de marzo. Manzano dice que el adversario a batir es el PSOE, pero en aquel momento el secretario general cacereño cargó contra Ciudadanos. «No somos un partido de diseño ni de fracasados políticos», dijo desde la tribuna el líder popular cacereño, Laureano León, en clara alusión a Ciudadanos.

Según decía Cayetano Polo esta semana, «en Extremadura nuestro nicho de votos sigue estando tanto en el PP como en el PSOE, donde sigue habiendo muchos votantes desencantados».

En cuanto a Podemos, la confluencia que negocian ahora con un partido de izquierdas, otro animalista y uno regionalista busca «ensanchar su espacio», explica González.

Atraer a unos y retener a otros votantes ya es la tarea prioritaria de todos los partidos, que en los próximos meses multiplicarán el número de actos para recordar que ellos son la mejor opción dentro de trece meses.