La borrasca deja casi 150 litros en el norte cacereño y algo más de 30 en el sureste regional

Imágenes de esta mañana de las calles de Mérida./Brígido
Imágenes de esta mañana de las calles de Mérida. / Brígido

También fueron noticia las rachas de viento, que llegaron a los 81 kilómetros por hora en Castuera y 79 en Fuente de Cantos

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Las previsiones más optimistas se cumplen. La lluvia llega de forma generosa en Extremadura. No lo hace en todos los puntos con la misma alegría pero los datos son positivos desde que el lunes arrancó. Hasta media tarde de este miércoles, los pluviómetros que tiene repartidos la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Extremadura indican que en zonas de La Vera se acumulan ya cerca de 150 litros por metro cuadrado en tres días. En puntos de la Campiña Sur pacense, una de las zonas más secas de la región, se superan los 31 litros como en el caso de Llerena. Lo mejor es que seguirá lloviendo en Extremadura y por bastantes días.

Junto al agua, este miércoles ha llegado también el viento. De forma ocasional, fue noticia en localidades como Castuera (racha de 81 kilómetros por hora), Fuente de Cantos (79), Cáceres (76), Navalvillar de Ibor (75), Olivenza y Villafranca (74 en ambos casos). Esas rachas produjeron algunos daños en zonas de la ciudad de Badajoz.

Más información

La sucesión de frentes atlánticos está regando toda la región en el tránsito del invierno a la primavera. Los meteorólogos aventuraron que así sería y se está cumpliendo. En Madrigal de la Vera, en la cara sur de las montañas del Sistema Central, se llevan recogidos 141,6 litros hasta las ocho de la tarde de este miércoles. La Aemet subraya que seguirá lloviendo bien durante la noche tras algunos claros al final del día.

En Garganta la Olla, en la misma comarca verata, el pluviómetro presentaba 120,6 litros. En la vecina comarca del Jerte, en Piornal, la estadística hablaba de 98,8 litros por metro cuadrado. Y en Tornavacas, pueblo jerteño, la cifra era de 84,8 litros.

El repaso estadístico del último día de febrero propicia igualmente importantes datos de lluvia en otros municipios cacereños. Así, en Guadalupe han caído 101 litros; cerca, en Navalvillar de Ibor, 73,8 litros y en Trujillo, zona central de la provincia, el pluviómetro han anunciado unos más que interesantes 52,2 litros desde lunes hasta este miércoles.

El lago de Jaraíz vuelve a llenarse gracias a las lluvias::
El lago de Jaraíz vuelve a llenarse gracias a las lluvias:: / Pedro Díaz

Menos agua en Badajoz

En la provincia pacense la borrasca ha sido menos positiva pero, tras un febrero muy seco y una sequía prolongada, los casi 32 litros recogidos en Llerena se recibieron con alborozo. Al igual que los 27,4 litros de Barcarrota. Mientras, en Jerez no se llegó a los 20 litros en tres días.

En cuanto a los cuatro municipios más poblados, el mejor parado en cuanto a lluvias es Cáceres, con 42,8 litros. Después está Plasencia, con 39,9 litros, Badajoz, con 23,2 y, por último, Mérida, donde la Aemet habla de solo 14,7 litros en tres días.

De otra parte, la lluvia y el viento de este miércoles ha causado algunos daños en distintos puntos de la capital pacense. Los bomberos del Parque municipal tuvieron que realizar varias salidas para la retirada de elementos y estructuras a punto de desprenderse sobre la vía pública. A las 8.30 de la mañana se desplazaban a la calle Castillo Puebla de Alcocer por la caída de una ventana de la cuarta planta de un edificio. La estructura cayó a la calle sin causar daños personales. También se registró el desprendimiento de una cubierta de las antiguas instalaciones de una tienda de lámparas, junto a la gasolinera Cepsa de la autopista.

En esa visita los bomberos comprobaron la existencia de una importante fuga de agua potable dentro del inmueble. Retiraron la cubierta de una parada de autobuses de la Carretera de la Corte y una marquesina en la calle Alonso Núñez.

Para este jueves el 112 ha declarado la alerta naranja en el norte de la provincia de Cáceres por fuertes vientos que podrían alcanzar los 90 kilómetros por hora y amplía el aviso amarillo por el mismo motivo en varias zonas de la región.

Recomendaciones

El Centro 112 Extremadura recomienda a los ciudadanos guardar los objetos que puedan ser arrastrados por el viento, toldos, tiestos, etc., no protegerse del aire en muros, tapias o árboles.

Asimismo, no viajar en la medida de lo posible y en caso de tener que hacerlo circular con la máxima precaución posible, prestando especial atención a la hora de realizar adelantamientos.

Llevar consigo un teléfono móvil para estar comunicados con el 112 en caso de emergencia.

 

Fotos

Vídeos