Las bodas civiles superan a las religiosas en la mayoría de grandes municipios extremeños

Enlace civil:: HOY/
Enlace civil:: HOY

Las localidades con más enlaces de este tipo son Navalmoral de la Mata (85 %), Miajadas (72 %) y Plasencia (73 %)

REDACCIÓN

Las bodas religiosas pierden terreno en Extremadura. El 39,7 % de los enlaces que se realizaron el año pasado en la región lo hicieron por ceremonia religiosa frente al 60,3 % civil. Las parejas que no se dan el sí quiero en un templo superan en número a las que optan por el rito más tracional en la mayoría de grandes municipios extremeños. En la provincia de Badajoz, esta situación se da en Badajoz, donde el 66 % de las bodas son civiles, en Mérida (67 %) y Don Benito (68 %).

Igualmente sucede en los principales municipios de la provincia de Cáceres, con excepciones como Trujillo donde el 50 % de matrimonios fueron religiosos. Entre los municipios de mayor tamaño de la provincia de Cáceres con más matrimonios civiles que religiosos destacan Coria (75 %), Cáceres (66 %), Navalmoral de la Mata (85 %), Miajadas (72 %) y Plasencia (73 %). Según datos del Instituto de Estadística de Extremadura (IEEX), el año pasado se celebraron 3.833 matrimonios en la región, 168 menos que en el año anterior, con una tasa bruta de nupcialidad por cada mil habitantes de 3,58.

Durante este año se registraron 83 matrimonios entre personas del mismo sexo (en el 79,5 % de los contrayentes estaban solteros).

Bodas en junio y septiembre

Más de la mitad de los matrimonios, el 54,4 %, se celebraron entre los meses de junio y septiembre, siendo el mes de septiembre el más elegido para los enlaces (16,8 %).

Del total de matrimonios registrados 689 (el 18 %) establecieron su residencia fuera de la región. Madrid (55,3 %), Andalucía (14,5 %), Castilla y León (6,8 %) y Cataluña (6,3 %) son los destinos más comunes.

7.853 nacimientos

En cuanto a los nacimientos, en Extremadura se inscribieron 7.853 bebés en 2018, 681 menos que en 2017, con una tasa bruta de natalidad por cada mil habitantes de 7,34. El año pasado se produjeron 11.400 defunciones, 15 más que en el año anterior, con una tasa bruta de mortalidad de 10,3, lo que arroja un saldo vegetativo de 3.547 en términos absolutos.

Los meses de mayores nacimientos fueron octubre (705) y agosto (698), mientras que febrero fue el mes en el que menos nacimientos se registraron (565).

Durante 2018 nacieron más niños (4.029) que niñas (3.824); el 8,12 % de los nacidos tenían madre de nacionalidad extranjera (principalmente de Marruecos y de Rumanía); y en este año, el 71 % de las mujeres que fueron madres tenían más de 29 años.

Durante 2018 nacieron más niños (4.029) que niñas (3.824)

Un total de 7.611 partos fueron simples y 137 múltiples. En los partos sencillos, el 42,19 % de los nacidos pesaron entre 3 y 3,49 kilogramos, mientras que en los partos dobles únicamente el 10,38 % de los nacidos se encontraban en este intervalo de peso.

Los nombres más frecuentes entre las niñas nacidas en 2018 fueron Lucía, Carmen y María, y los más frecuentes entre los niños fueron Manuel, Alejandro y Daniel.

Meses con más muertes

En cuanto a las defunciones, los meses que registraron mayor número de fallecimientos fueron enero (1.249), marzo (1.120) y febrero (1.049).

Las principales causas de fallecimiento fueron las enfermedades del sistema circulatorio (28,9 %), los tumores (26,6 %) y las patologías del sistema respiratorio (13 %).

Los tumores y las enfermedades del sistema respiratorio implican más defunciones entre los hombres, y las enfermedades del sistema circulatorio en las mujeres.

El IEEX también hace un análisis por municipios, del que se desprende que la tasa de natalidad más alta entre los municipios extremeños se registró en Huélaga con un 18,5 nacimientos por mil habitantes, una tasa muy por encima de la de la región (7,34 %).

En lo referente a las defunciones, en la provincia de Badajoz no se produjo ninguna defunción únicamente en el municipio de El Carrascalejo, dándose esta situación en la provincia de Cáceres en ocho municipios (Alcollarín, Benquerencia, Cachorrilla, Casas de Miravete, Conquista de la Sierra, Rebollar, Segura de Toro y Villar de Plasencia).