El bipartidismo resiste en la región

El popular José Antonio Monago y el socialista Guillermo Fernández Vara en un acto el pasado año. :: hoy/
El popular José Antonio Monago y el socialista Guillermo Fernández Vara en un acto el pasado año. :: hoy

La suma de PSOE y PP obtiene en Extremadura los mejores datos del país

Juan Soriano
JUAN SORIANO

Ni sorpaso, ni sorpresa. Frente a la pérdida de protagonismo en otras comunidades, donde el bipartidismo ha cedido su posición mayoritaria, en Extremadura PSOE y PP no solo se mantienen como las formaciones hegemónicas, sino que suman el mayor apoyo a este binomio en todo el país.

En las elecciones generales del pasado mes de abril PSOE y PP fueron los dos partidos más votados de la región. Juntos, agruparon el 59,48% del voto, con lo que Extremadura fue la segunda comunidad con más apoyo a la suma de estos dos partidos por detrás de Galicia. Pero tres años antes, en los comicios al Congreso de 2016, los dos grandes partidos contaban en la comunidad con cerca del 75% del voto, el dato más alto de España. Esa caída de casi quince puntos en los comicios al Congreso fue la tercera más grande del país, solo superada por Cantabria y Murcia.

Estos datos hacían presagiar un notable retroceso en las municipales y autonómicas para los dos grandes partidos. Pero ni Ciudadanos ni Vox han alcanzado las cotas a las que llegaron en abril, cuando agruparon a cerca del 29% del voto en la región. El resultado es que PP y PSOE se mantienen como los grandes referentes de la política extremeña.

El PSOE extremeño ha obtenido el mejor dato del partido en el país en las cuatro elecciones de 2019

En las elecciones a la Asamblea entre los dos partidos recibieron el 74,22% del voto, más de 455.000 papeletas. Se trata del dato más alto de las doce comunidades que celebraron comicios autonómicos, seguido del 72,66% de Castilla-La Mancha y el 71,77% de La Rioja. No hay comparación posible con Navarra, donde PP y Ciudadanos concurrieron en coalición, pero ni así los partidos tradicionales superan el dato de Extremadura.

En cuanto a las municipales, el porcentaje de apoyo fue aún mayor, ya que llegó al 77,42%, sin duda beneficiado por que ni Ciudadanos ni Vox presentaron candidaturas en todos los municipios de la región. De ahí que la comparación con otras regiones no sea tan fiable, sobre todo con aquellas, como País Vasco y Cataluña, donde los partidos nacionalistas tienen gran implantación.

Tanto en las municipales como en las autonómicas y las europeas los dos grandes partidos tuvieron su apoyo principal en Extremadura

En cualquier caso, el bipartidismo sostuvo el pulso en Extremadura por delante de Castilla-La Mancha (76,3%) y La Rioja (73,02%). Andalucía, una región proclive a las dos grandes formaciones, se quedó en el 63,7%.

En la tercera cita electoral del 26 de mayo, las europeas, el citado binomio también tuvo su mejor resultado del país con más de un 70% de los votos.

Éxito del PSOE

Gran parte de la fuerza que mantienen populares y socialistas en Extremadura se debe al resultado que obtuvo el PSOE en los comicios del 26 de mayo. La candidatura de Guillermo Fernández Vara obtuvo el apoyo más alto para su partido de las doce comunidades donde se celebraron elecciones autonómicas. En concreto, llegó al 46,73%, seguido de Castilla-La Mancha con el 44,11% y casi treinta puntos por encima del peor dato, el 17,6% registrado en Cantabria.

En las municipales el partido también tuvo su mejor dato en Extremadura con el 45,71% de los votos, seguido de Castilla-La Mancha y La Rioja. Y en las europeas rozó el 46%, asimismo el más alto del país para los socialistas. Tal como ocurrió en las generales de abril, donde lograron el apoyo más alto en el conjunto nacional con el 38,08%. El bipartidismo resiste, pero gracias sobre todo al PSOE.